Kiosco

La Opinión de A Coruña

La Policía Autonómica arrastra una década sin refuerzo con un déficit en A Coruña del 24%

La última incorporación en Galicia fue en 2013 con 47 efectivos. Del catálogo de 500 plazas solo están cubiertas 367, la segunda cifra más baja en la historia de la unidad policial

Una patrulla de la Policía Autonómica. | // L. O.

Cada vez más competencias y, por el contrario, la plantilla es cada vez más reducida. La Policía Autonómica de Galicia se encuentra “bajo mínimos” tras casi diez años sin refuerzo alguno por parte del Ministerio del Interior. Con un catálogo fijado en 500 plazas, que nunca llegó a completarse, la Unidad policial en la comunidad cuenta en la actualidad con 367 efectivos, con una edad media de 47 años, el segundo balance más bajo desde su creación en 1991 y que supone un déficit del 26,6%. Solo en 2011 se llegó a una cobertura más baja que la actual, entonces con 348 agentes.

Prevención e investigación de incendios forestales, protección del medio ambiente y del patrimonio cultural, lucha contra el furtivismo, casos de violencia de género, infracciones cometidas por menores, la aparición de vertidos, vigilancia de las rutas del Camino de Seguridad y seguridad ciudadana. Son las principales líneas de actuación de los agentes de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a Galicia (UPA). El máximo en la plantilla de la Policía Autonómica se alcanzó en 2013, en plena crisis derivada del pinchazo de la burbuja inmobiliaria (478 agentes), seguido de 2014 (448) y 2015 (447), según datos facilitados por la Consellería de Presidencia, Xustiza e Turismo.

Desde hace ya casi diez años, en concreto desde 2013, no ha habido refuerzo alguno de la unidad autonómica. Ese año se sumaron 47 efectivos (10 para la unidad de A Coruña, 7 para Lugo, 8 para Ourense, 5 para Pontevedra, 6 para Vigo y 11 para Santiago). No hay año en que la Xunta no reclama un refuerzo del personal de la UPA, la última el pasado mes de abril con motivo de la inauguración de la comisaría local de la Policía Nacional en Ribeira, a cuya inauguración acudió el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El mayor déficit lo acusan las sedes provinciales y también la local de Vigo. En el caso de las provinciales, el catálogo es de 50 efectivos cada una, sin embargo A Coruña cuenta con 38 (un déficit del 24%, entre ellos falta por cubrir el puesto de inspector jefe). Lugo tiene 40 efectivos (déficit del 20%); Ourense cuenta con 41 agentes (déficit del 18%, entre ellos el inspector jefe); Pontevedra, 42 (16%) y Vigo, 41 (18%). En la sede central de Santiago hay 165 de los 250 agentes que debería haber, por lo que las vacantes ascienden a 85 (un tercio).

“Esta situación en la limitación de efectivos repercute negativamente en la correcta realización de sus cometidos, que se van incrementando a medida que se amplían sus competencias”, advierten desde la Consellería de Presidencia, departamento del que depende la UPA.

Desde la Xunta reclaman que se convoque el correspondiente concurso de plazas vacantes para que se pueda prestar un servicio al que los gallegos “tienen derecho”. “Esta petición se ha venido realizando de forma continua desde la Xunta y también a través de acuerdos del Parlamento y en la misma reivindicación coinciden los sindicatos policiales y el Consejo de la Policía”, advierten desde el departamento que dirige Alfonso Rueda.

Convenio

El Ejecutivo autonómico lamenta los continuos cambios por parte del Gobierno central, ya que hace años se había comprometido a una cobertura inmediata de los puestos vacíos. Pero luego alegó que la cobertura de las vacantes no podía ser superior a las ratios de otras comisaría gallegas, pese a que —advierte la UPA— en la Policía Nacional de Galicia ronda el 90% y en la Policía Autonómica está en el 73%. La siguiente respuesta de Interior fue que se convocarían las plazas con la firma de la renovación del convenio de colaboración anterior entre la Xunta y el Ministerio y, la última noticia de la que dispone el Ejecutivo autonómico, es que se convocaría el correspondiente concurso “una vez se firme el nuevo convenio que modifica las condiciones de los anteriores. En la actualidad se está trabajando en ese texto de renovación del convenio que, según la Xunta, se debe realizar en las mismas condiciones que los anteriormente suscritos.

Compartir el artículo

stats