La Guardia Civil, tras una denuncia presentada en Palencia, detuvo a ocho personas con domicilio en Galicia y desarticuló un grupo criminal que se dedicaba a las estafas en cuentas bancarias mediante la infección de equipos tecnológicos a través de troyanos. El entramado había llegado a estafar cerca de 20.000 euros.

Según informó ayer la Guardia Civil de Palencia, la investigación, realizada de manera conjunta con la Comandancia de A Coruña, se saldó con la detención de ocho personas por delitos de estafa utilizando el método de infección de equipos tecnológicos con “software malicioso” tipo “troyano”

Una de las víctimas denunció en Palencia que, tras haber abierto en su ordenador un correo electrónico que supuestamente le informaba de una citación judicial, observó como la pantalla se quedó bloqueada. Posteriormente recibió una llamada telefónica de los responsables de su entidad financiera informando de que se habían llevado a cabo dos transferencias bancarias por un importe de 9.999 euros cada una, sin que el titular hubiera dado consentimiento, informa Efe.

Tras una rápida actuación de los agentes que se encargaron de la investigación, consiguieron el bloqueo de las cuentas bancarias receptoras del dinero, logrando la recuperación de parte del dinero.

La Guardia Civil continuó con las investigaciones y observó que las cuentas bancarias receptoras del dinero sustraído habían recibido cantidades de dinero procedentes de diferentes personas.

Durante el estudio de estas cuentas bancarias se observó que la Guardia Civil de A Coruña estaba llevando a cabo una investigación relacionada con los mismos hechos, por lo que se realizó una operación conjunta que ha concluido con la detención de un total de ocho personas de entre 19 y 46 años, con domicilio en A Coruña capital y las localidades de Ferrol, Fene.