Kiosco

La Opinión de A Coruña

El PP lleva a la UE las quejas por el recorte de frecuencias y horarios de tren en Galicia

El eurodiputado gallego Millán Mon requiere la intervención de la comisaria de Transportes

Francisco Millán Mon. | // R. V.

Las quejas de los pasajeros de dos de las líneas con más demanda de toda España (A Coruña-Vigo y A Coruña-Santiago-Ourense) por la supresión de frecuencias y los cambios de horarios a raíz del estallido de la pandemia y la entrada en funcionamiento del AVE gallego el pasado mes de diciembre han llegado a Bruselas. La reclamación de más conexiones y una programación ajustada a la jornada laboral y estudiantil ya está en el despacho de la comisaria de Transportes de la UE, Adina Valean. Tras conocer las demandas de los viajeros afectados por las conexiones entre las grandes ciudades de Galicia, planteadas desde las plataformas de afectados Perder o Tren y Media Distancia, el eurodiputado gallego Francisco Millán Mon (PP) envió una carta a la responsable europea de Transportes en la que la emplaza a que su equipo contacte con las autoridades españolas para que el Gobierno “aborde este problema” e “inste al operador de trenes a implementar las medidas pertinentes y cambios de política con miras a mejorar la calidad de vida de las personas y promover la vida laboral”.

En la misiva, Millán Mon se hace eco de las quejas que en los últimos meses los afectados han hecho llegar a partidos políticos y numerosas instituciones, desde el Parlamento gallego, el Defensor del Pueblo, el Valedor, el Consello Económico e Social, la Diputación de A Coruña, la Fegamp o varios concellos —entre ellos los de A Coruña o Vilagarcía— hasta la Dirección de Fomento en Galicia.

El eurodiputado gallego del PP expone a Valean el día a día al que se enfrentan los usuarios de las principales estaciones de tren en Galicia. Dos años después del estallido de la pandemia, que llevó a Renfe a suprimir frecuencias y a cambiar horarios, “el número de trenes sigue siendo considerablemente más bajo en comparación con el de febrero de 2020”, cuestiona. En la actualidad, según cuestiona el diputado del PP en el Parlamento europeo, hay un “desabastecimiento manifiesto” y los trenes “están programados a horas bastante inconvenientes para ir al trabajo o a la escuela”.

Ante esta reprogramación de los servicios por el COVID y también como consecuencia de la entrada en funcionamiento del AVE gallego, los viajeros se ven obligados a tomar trenes mucho más temprano o más tarde en el día, “en detrimento —cuestiona Millán Mon— del equilibrio entre la vida laboral y personal.” ¿Las consecuencias? Según advierte el europarlamentario gallego a la comisaria de Transportes de la UE, hay estudiantes que no llegan a tiempo a las clases universitarias. Y también pasajeros que se han visto “obligados a renunciar por completo al transporte público y han comenzado a usar sus automóviles privados”.

En este sentido, Millán Mon recuerda que el informe de la Comisión Europea de 13 de enero de 2021 sobre el mercado ferroviario concluye que “el transporte ferroviario debe ser más puntual y confiable en comparación con otros modos de transporte, aumentando su clientela orientación y hacer un mejor uso de la innovación. También debe volverse más eficiente y asequible”.

Compartir el artículo

stats