Una de las incógnitas que no se desvelará hasta dentro de unas horas es si el rey emérito participará en la regata de Viajes InterRías de la Copa de España 3M o si solo acompañará a los participantes como espectador.

Pedro Campos, presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo, explicaba ayer que esto es una cuestión que se decidirá en cuanto observen las condiciones del mar. “Eso lo discutirá una vez que miremos como está la ría”, explica.

Reconoce que las probabilidades de que Juan Carlos I pueda ponerse de nuevo a al caña del “Bribón” son muy elevadas. “Él nos insiste en que está muy ilusionado por volver y sobre todo por navegar otra vez, nos comentó que está en muy buena forma física y que ha perdido peso, que tiene un muy buen fisioterapeuta”.

En contra juega el hecho de que, como él también reconoce, “esté un poco desentrenado”, dado que “lleva casi tres años sin competir”. Cabe recordar que fue operado del corazón poco después de finalizar la temporada de regatas en 2019 y que desde entonces no ha vuelto al mar “y eso es algo que se nota”. No obstante, añadió que el desea “probarse a sí mismo, por lo que seguro que alguno de los tres días se anima a navegar”.

En cualquier caso, Campos insistió en que cree que se irá “reincorporando poco a poco”. El parte meteorológico para hoy es bueno, y podría ya participar en la regata pero si lo estiman oportuno es posible que esperen al sábado, cuando las condiciones todavía serán mejores. “En cualquier caso, él va a salir al mar seguro al 100%, sino es con el Bribón, lo hará en nuestra embarcación auxiliar de apoyo”, explicó el presidente del Real Club Náutico.