Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los ganaderos pierden una media de 250 euros con cada ternero que llevan al matadero

El sector afronta pérdidas generalizadas con una media de un euro por kilo. Medio Rural impulsa ayudas para frenar el impacto

El conselleiro de Medio Rural, en el centro, en la presentación del informe sobre el vacuno de carne. | // L. O.

Llevar un ternero al matadero no se traduce en más ingresos para los ganaderos gallegos. Lo que perciben por cada kilo de carne que venden no llega para cubrir la subida de costes, un alza que ya había comenzado el año pasado y que este se agravó por la guerra en Ucrania. Unos 250 euros es la pérdida media que afrontan los productores de vacuno de la comunidad por un ejemplar de 250 kilos, es decir una media de un euro por kilo.

El balance de pérdidas en el sector fue presentado ayer por el conselleiro de Medio Rural, José González. Dos meses después del acuerdo histórico en la comunidad entre la cadena de valor del sector cárnico y Ternera gallega para frenar las pérdidas, los ganaderos siguen a la espera de una cuenta de resultados con beneficios. Según el estudio realizado por la Xunta en colaboración con la Fundación Juana de Vega, el precio mínimo estimado para cubrir el coste de producción en este ámbito es de 6,20 euros/kilo canal y los precios percibidos actualmente por productores de Ternera Gallega Suprema oscilan entre los 5,10 y los 5,20 euros. “En números redondos estamos ante una diferencia de 1 euro por kilo entre lo que tendrían que percibir para cubrir sus costes y lo que realmente cobran”, advirtió el conselleiro.

Estos resultados, según avanzó González, se van a trasladar a los firmantes del protocolo de la cadena de valor de la carne e incidió en la necesidad de cumplir la ley en este ámbito, para garantizar la transparencia y la sostenibilidad del sector.

El informe se realizó a partir de una muestra de una veintena de explotaciones de las cuatro provincias en las que se analizaron ingresos y gastos. En el primer apartado, los ingresos más importantes corresponden a la venta de terneros y representan el 54% del total. Las subvenciones suponen un 34% del total. En cuanto a los gastos, la alimentación es la partida que tiene más peso, con un 54% del total, y a continuación se sitúan las amortizaciones, con un 11%. Los gastos del sector no son ajenos al aumento de los precios de las materias primas que ya comenzó el año pasado: el coste de los piensos de cebo para los terneros, del maíz, del trigo o de la cebada crecieron entre un 25 y un 35%, mientras que los de la electricidad, el gas y otros combustibles, más del 21%.

Con el objetivo de aliviar las ventas a pérdidas en el sector de carne de vacuno, Medio Rural pondrá en marcha varias medidas. Desde ayudas directas, complementando las aportaciones del Estado hasta un anticipo de la PAC que los ganaderos podrán solicitar a las entidades bancarias sin tener que afrontar ningún tipo de coste financiero —se publicará próximamente en el Diario Oficial de Galicia— hasta una línea de financiación de circulante, también sin coste financiero, de hasta 25 millones de euros que permitirá hacer préstamos de liquidez para los ganaderos.

Compartir el artículo

stats