El presidente gallego, Alfonso Rueda, ha advertido este jueves en el Consello de la Xunta, que el argumento del Gobierno de que no puede transferir costas a Galicia si no reforma su Estatuto es "una mala excusa". Rueda defiende que la comunidad puede asumir esta competencia que considera "un tema de país" en tanto que están "muchas empresas" instaladas en el litoral que generan riqueza. Por esa razón, planteará este conflicto en la reunión que mantendrá el próximo lunes con los líderes de la oposición, Ana Pontón (BNG) y Valentín González Formoso (PSdeG) para buscar su apoyo a este traspaso.

Galicia demanda la transferencia del dominio público marítimo terrestre, que ya tienen Andalucía, Cataluña, Canarias y Balerares, pero el Gobierno rechaza que pueda asumir esta competencia sin reformar su Estatuto de Autonomía.

Tras el Consello de la Xunta, Rueda recordó que Galicia es la comunidad "con más kilómetros de costa" de España y, por lo tanto, con más actividad económica en el litoral.

Sin embargo, la nueva Ley de Cambio Climático que limita a 75 años el plazo máximo de las concesiones en la costa amenaza a "muchas empresas que están en serio riesgo". Y añadió que también hay instalaciones en desuso en primera línea de costa que podrían tener una segunda vida, pero el reglamento de costas se lo impide. "Y nosotros no podemos hacer absolutamente nada porque no tenemos las competencias", se quejó.

Según esgrime, los juristas consultados por la Xunta aclaran que Galicia podría asumir esta competencia sin necesidad de reformar el Estatuto. "Suena a mala excusa. Parece que todo lo que pide Galicia se analiza con lupa y se le ponen peros", criticó.

Por eso, pedirá el apoyo de la oposición en la reunión del próximo lunes ya que, a su juicio, es "un tema de país".