La situación del incendio forestal de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, ha mejorado la noche del sábado al domingo por la bajada de temperaturas y eso ha permitido el regreso a sus casas de los vecinos de las poblaciones desalojadas, la reapertura de las carreteras cortadas al tráfico y el reestablecimiento del servicio de AVE hasta Ourense.

Los habitantes de la veintena de localidades que tuvieron que ser evacuadas por el peligro del incendio han vuelto a sus casas a partir de las ocho de la mañana de este domingo, jornada en la que también se ha producido la reapertura de todos los tramos de carreteras cortados al tráfico, han informado fuentes de la Guardia Civil de Zamora.

Fuentes del operativo de extinción han resaltado esa mejoría durante la noche gracias a la bajada de temperaturas que ha permitido que los medios nocturnos pudieran trabajar más que las noches anteriores.

Pese a ello, han advertido de que, aunque las condiciones del tiempo son favorables a primera hora de la mañana, se espera que a lo largo del día vuelvan los vientos de alta intensidad que complicarían de nuevo la situación.

Los medios aéreos han regresado a primera hora de la mañana al incendio que ha quemado ya, según la última estimación realizada el sábado a última hora de la tarde, cerca de 25.000 hectáreas y por el momento continúa activo.

Las cuadrillas terrestres nocturnas han trabajado sin descanso durante la última noche junto a algunas diurnas que han prolongado su trabajo hasta la madrugada y han centrado su labor en intentar frenar el avance del fuego y proteger las poblaciones evacuadas.

La Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales de Tabuyo del Monte (León) ha logrado esta madrugada apagar un frente de cuatro kilómetros en Junquera de Tera, donde actuó hasta las dos menos cuarto de la madrugada, mientras que la de Laza prolongó su trabajo hasta las tres y cuarto de la mañana.

Con la salida del sol, los medios aéreos han vuelto a incorporarse a las tareas de extinción que, tras rebasar ya los límites de la reserva de caza de la Sierra de la Culebra, se extienden hasta el valle del río Tera.