Kiosco

La Opinión de A Coruña

Transportes revisa los viaductos construidos con la técnica del derrumbado en la A-6

En Galicia hay dos infraestructuras en la A-52 de las características del que se desplomó dos veces en O Castro. El BNG pone en el punto de mira a las constructoras, FCC y ACS

Viaducto de la A-6 que sufrió dos desplomes en solo nueve días. | // ELISEO TRIGO

Un equipo de 60 expertos del Ministerio de Transportes, de fuera de la Administración y de empresas especializadas del sector trabajan contra reloj para determinar las causas que provocaron el derrumbe del viaducto de O Castro en la A-6, en el límite de las provincias de Lugo y León. En solo nueve días, fue escenario de dos desplomes, ajenos a las obras de reparación que se estaban acometiendo. Ante las sospechas deslizadas tanto por alcaldes del PSdeG como por el BNG sobre las empresas adjudicatarias, FCC y ACS, en un contrato con una baja del 25%, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, aseguró ayer que la prevención de su departamento evitó muertes en el incidente ocurrido en la infraestructura y ante las acusaciones del Bloque, que denunció que estas constructoras estuvieron implicadas en distintos casos de corrupción, garantizó que se depurarán responsabilidades si la investigación las determina.

“El viaducto fue proyectado con un sistema constructivo ampliamente usado en el mundo, aunque desde su puesta en servicio en 2001 ha sufrido problemas en invierno”, apuntó Sánchez en el Congreso, al tiempo que anunció la inspección par parte de Transportes de otros viaductos de características similares para prever posibles accidentes. En la comunidad gallega hay otros dos puentes construidos con dovelas prefabricadas, en concreto en la autovía de As Rías Baixas (A-52) que une Galicia y Castilla y León.

En una interpelación urgente en el pleno del Congreso a la ministra de Transportes, el diputado del BNG Néstor Rego aludió a una supuesta baja excesiva en los costes por parte de ACS y FCC en la construcción de la infraestructura, y vinculó ese abaratamiento con pagos de las dos constructoras al PP dentro de la trama Gürtel. “¿Por qué no se investigan las causas, por qué no existe una investigación sobre un hecho tan extraordinario como el derrumbe de una infraestructura de tan solo 20 años de vida?”, censuró Rego, al tiempo que reclamó una auditoría de los tramos de la A-6 que se construyeron en la misma época y procedimientos, para evitar riesgos.

La ministra fue tajante ante las “graves” insinuaciones del Bloque, al que emplazó a denunciar estos hechos en los juzgados. “Donde tiene que hacer esa denuncia no es en esta Cámara, sino en la Fiscalía”, le espetó Sánchez, al tiempo que aseguraba que se depurarán responsabilidades en el viaducto de la A-6 si la investigación las determina.

Tras cuestionar el “oscurantismo” y el “desinterés” del Gobierno tras el derrumbe de la infraestructura, el diputado nacionalista urgió a Transportes a concretar qué calendario va a seguir en las soluciones a los daños ocasionados en el viaducto y los desvíos en la zona.

En su intervención, la ministra explicó que “el viaducto fue proyectado con un sistema constructivo ampliamente usado en el mundo, aunque desde su puesta en servicio en 2001 ha sufrido problemas en invierno”. El año pasado, según expuso, se constataron algunos daños. “Y en junio de 2021 —añadió— implantamos desvíos al tráfico para garantizar la seguridad” mientras se reparaban esos daños. En este sentido, destacó que cuando se produjeron los derrumbes, el tráfico ya estaba desviado. “Por lo tanto, gracias a las revisiones de seguridad del Ministerio, nos hemos adelantado y no ha habido que lamentar pérdidas de vidas”, expuso.

La ministra pidió esperar a los informes de los especialistas para conocer las causas de lo ocurrido, pero insistió en que desde el día del primer derrumbe altos cargos del Ministerio han ofrecido hipótesis explicativas desde Galicia, mientras que ella misma visitó el lugar del accidente, junto al presidente de la Xunta, inmediatamente después del segundo derrumbe.

“Hemos dado información desde el primer minuto”, reiteró, antes de lamentar que el diputado del BNG haya hecho “insinuaciones muy graves”, que quizá debería llevar ante la Fiscalía si verdaderamente las cree. “Le pido que, ante un asunto que tiene un muy marcado aspecto técnico, seamos rigurosos y dejemos hablar a los ingenieros”, sentenció.

El Parlamento reclama soluciones al desplome

PP, BNG y PSdeG se unieron ayer para pedir al Gobierno central “celeridad” en la solución de los problemas originados con el derrumbe en uno de los viaductos de la A-6, que obligó a desviar la circulación por carretera nacional en una de las principales arterias de comunicación de Galicia con el centro de la península.

La iniciativa presentada por el Grupo Popular y defendida en el pleno ordinario del Parlamento ayer por José Balseiro consiguió el apoyo de socialistas y nacionalistas. Todos reclaman una investigación sobre las causas del desplome y que se adopten las medidas necesarias para reducir el impacto de la inutilización de esta infraestructura construida hace 20 años tras una de las inversiones más altas de la historia de la red de carreteras del Estado. En concreto, el texto aprobado urge al Ejecutivo a concretar las previsiones para la reparación del viaducto y que se revisen el resto de puentes de la A-6. Además, reclama soluciones de comunicación por carretera en la zona, especialmente para los vehículos pesados y que informe “de forma continua y con la máxima transparencia” sobre los pasos a seguir “en aras de evitar posibles especulaciones y desconfianzas”.

En su intervención, Balseiro aseguró que su formación “no quiere” hacer de “este gravísimo accidente un asunto de confrontación política” a diferencia de, según el diputado, hacen “los socios” del PSOE, en alusión al BNG.

Luís Bará (BNG) advirtió de que lo ocurrido en la A-6 “merece explicaciones” y que se depuren responsabilidades al tratarse de una infraestructura en la que se habían invertido 26 millones en el último año tras el hallazgo de fallos que no han tenido que ver con las causas del derrumbe.

Desde el PSdeG, Patricia Otero apeló a que “se deje trabajar” a los técnicos encargados de la investigación de las causas del siniestro, un análisis del que, incidió, deberán partir los pasos a seguir para la reconstrucción del viaducto.

Compartir el artículo

stats