Kiosco

La Opinión de A Coruña

Rueda rechaza la propuesta del Gobierno para recuperar el tráfico en la A-6

Califica de “decepcionante” la alternativa tras reunirse en Madrid con Felipe VI, al que invitó a hacer un tramo del Camino

Felipe VI saluda a Alfonso Rueda en el Palacio de la Zarzuela. | // GUSTAVO VALIENTE

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, mostró ayer su rechazo a la propuesta del Gobierno central de utilizar la carretera N-VI como desvío provisional de la A-6 mientras no se restablezca el tráfico como consecuencia del derrumbe del viaducto de El Castro, en la provincia de León y a menos de un kilómetro de Pedrafita. Rueda calificó de “realmente decepcionante” esta solución alternativa al considerar que “no tiene ningún sentido” y que no resuelve el problema generado, en especial, para el transporte pesado.

“No entendemos esa propuesta del Gobierno ni que a estas alturas sigamos sin absolutamente ningún informe”, censuró el presidente gallego en declaraciones a los medios después de la reunión mantenida con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela.

El Ministerio de Transportes ha planteado desviar la A-6 en Pedrafita para salvar el derrumbe del viaducto entre la localidad lucense y Vega de Valcarce (León) con una obra que terminará dentro de un mes, pero, para Rueda, esta medida “no tiene ningún sentido” y cualquiera de las soluciones aportadas por la Xunta era sensiblemente mejor.

También se quejó de que Transportes no aclarara las circunstancias del derrumbe: “El Gobierno no nos transmitió casi nada. Seguimos sin saber por qué se cayó el viaducto, que estaba en obras de reparación, y tampoco los plazos de reconstrucción”, indicó. Esta misma apreciación la expresó ayer la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón.

Tras la audiencia con el Rey, Rueda recordó que “aún queda pendiente” la visita con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que le haya solicitado ya “hace cincuenta días” este encuentro que mantiene con todos los mandatarios autonómicos cuando toman posesión de su cargo.

En su reunión con Felipe VI, el presidente gallego le trasladó el “cariño y el respeto” de la comunidad a la institución monárquica y espera que pueda acudir a la capital gallega el próximo 25 de julio, aunque el monarca no ha confirmado su presencia. También le transmitió las prioridades y las “inquietudes” de Galicia y lo invitó, como embajador vitalicio del Camino de Santiago, a hacer un tramo de la ruta. “Estaríamos encantados de que nos visitara como peregrino y que hiciera un pequeño tramo del camino y renovara ese compromiso que la institución de la monarquía y, su Majestad especialmente, tienen con el Camino”, destacó.

Compartir el artículo

stats