Galicia ha superado las cifra de turistas de antes de la pandemia del coronavirus al recibir el pasado mes de julio un total de 615.150 viajeros, lo que supone más 31.415 más que en el mismo mes de 2019.

Según la Encuesta de Coyuntura Hotelera publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), estos turistas realizaron 1.305.670 pernoctaciones, también una cifra superior a la del verano de antes de la pandemia, cuando fueron algo más de 1,2 millones.

Las pernoctaciones en los hoteles españoles sumaron 42,35 millones en julio pasado, cerca de los niveles prepandemia pero sin alcanzarlos, ya que en ese mes de 2019 se contabilizaron 43,20 millones, al tiempo que los precios subieron un 16,4 %.

En Galicia los precios se han incrementado un 11,12 %, con una tarifa media diaria de 74,52 euros, frente a los 121,43 de la media estatal, y unos ingresos por habitación disponible de 44,79 euros.

La mayoría de los viajeros que llegaron a la comunidad el pasado mes de julio recalaron en las provincias de A Coruña, con 276.093, y Pontevedra, 218.893, seguidas a gran distancia por Lugo, con 87.835, y Ourense, 32.329.

En cuanto a las pernoctaciones, la tónica ha sido algo distinta, ya que Pontevedra se sitúa a la cabeza, con 558.917, seguida de A Coruña, con 538.712, mientras que Lugo registró 145.836 pernoctaciones y Ourense 62.655.

La mayoría de los turistas que visitaron Galicia eran de procedencia nacional, 464.774, un 14,9 % más que en julio de 2019, y otros 150.376 provenían del extranjero, un 11,8 % más.

El grado de ocupación por plazas hoteleras en Galicia el mes pasado fue del 56,8 % por debajo de la media nacional del 69,9 %.