Kiosco

La Opinión de A Coruña

La presión de los pasajeros A Coruña-Ferrol fuerza a Monbus a reforzar las plazas un 24%

Tras el requerimiento de la Xunta la semana pasada, la adjudicataria pasó de 400 asientos en cuatro rutas de hora punta a 495 | La demanda en la línea creció este mes un 22%

La conselleira de Infraestruturas, ayer en la estación de autobuses de A Coruña. | // L. O.

Estudiantes en la estación de autobuses de Santiago que regresaban a Ferrol tuvieron que viajar en BlaBlaCar, pasajeros de Fene a Mugardos que llegan a diario tarde a destino, viajeros en los pasillos entre Ares y Mugardos y boicot al conductor por quedarse sin asientos en Fene —impidieron la salida del vehículo porque les emplaza al siguiente que salía una hora más tarde—, un incidente que provocó la intervención de la Policía Local y la Guardia Civil. Son algunas de las quejas hechas en los últimos días por pasajeros habituales del autobús en la comarca de Ferrol, con la línea que conecta con A Coruña como la más afectada. Estas reclamaciones se suman a la larga lista desde que se produjo el cambio de concesionaria en el servicio hace año y medio, ahora en manos de la UTE Hércules Norte, gestionada por Monbus, y que este mes de septiembre, tras la vuelta de las vacaciones, el inicio del curso académico y las bonificaciones en el transporte público provocaron un aumento imprevisto de la demanda.

En vísperas de la caravana de vehículos convocada para este sábado por la Plataforma en Defensa do Transporte Digno en Ferrol con el objetivo de “atascar” la AP-9 en protesta por la falta de plazas, frecuencias y horarios, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, insistió ayer que exigirán cuantos refuerzos sean “necesarios” para garantizar “atender toda la demanda”. Ante el aumento de los viajeros de autobús este mes, el refuerzo de plazas en la ruta A Coruña-Ferrol, detalló la conselleira en una visita a la estación de A Coruña, roza el 24%: se pasó de 400 plazas a comienzos de septiembre en cuatro expediciones en hora punta a 495 en la actualidad. Esta oferta, supone más del doble con la que se arrancó el año, que el pasado mes de enero estaba en 200.

En menos de una semana, la Xunta exigió a la concesionaria hasta en dos ocasiones —la última vía requerimiento— un plan de refuerzo ante las sucesivas quejas de los usuarios, que debido a falta de asientos se ven obligados a llegar con media hora da antelación a las estaciones o paradas para garantizar ser de los primeros en subir al bus y hacerse con un asiento. Y es que las esperas por el vehículo de refuerzo, según apuntan, son de entre 10 y 15 minutos, un tiempo que sumado a los “habituales retrasos” en la llegada a destino les impide entrar a la hora en sus trabajo, clases en la universidad o consultas médicas.

Vázquez aludió ayer al aumento de la demanda en la línea de autobús A Coruña-Ferrol durante este mes de septiembre, en gran parte por el fin del teletrabajo en muchas empresas tras la pandemia, el alza de los carburantes y las bonificaciones en el transporte por carretera. El aumento de usurarios en esta ruta, según apuntó la conselleira alcanza el 22%, y solo por las bonificaciones el incrementó fue del 16%.

La titular de Infraestruturas también aludió al incidente del lunes en la parada Fene por la falta de autobuses, que llevó a los usuarios que se quedaron sin plaza a plantarse delante del vehículo forzando la intervención de la Policía Local y la Guardia Civil. “Lamento la incidencia en Fene. Hoy [por ayer] implantamos refuerzos en esa línea que, por cierto, no se tuvieron que utilizar”, detalló la conselleira, al tiempo que insistió en que desde la Consellería trabajan “para ampliar los refuerzos sin echar las culpas a los usuarios, como hacen otras administraciones; y pedimos que se implanten todos los esfuerzos que sean necesarios”. Además urgió al Gobierno central a actuar para “mejorar las conexiones ferroviarias en la comarca” ya que —advirtió— se trata de una “línea singular” donde el autobús es la única alternativa de movilidad que tienen los vecinos ya que tienen que utilizar una autopista de peaje y hacer frente al alza del combustible. De ahí, entre otros factores, la demanda que estos días ha desbordado a la concesionaria del servicio.

Compartir el artículo

stats