Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Gobierno insta a la Xunta a retomar el diálogo tras excluirle de las ayudas al lobo

Lamenta que Galicia optase por ir a los tribunales en vez de apoyar el plan estatal

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, lamentó ayer que la Xunta haya judicializado la estrategia estatal para la prevención del daño del lobo. Tras reconocer que el Ejecutivo gallego está “en su derecho”, instó a la vía del diálogo como fórmula que, por ejemplo en el caso de comunidades como Asturias, le ha servido para contar ya con las ayudas. Pero tanto Galicia, como Cantabria ni Castilla y León, las otras tres comunidades loberas, votaron en contra del plan de gestión del cánido, un documento que —defiende la Consellería de Medio Ambiente— no es vinculante para recibir las ayudas para afrontar los costes que ocasionen los ataques del lobo.

De hecho, el departamento que dirige Ángeles Vázquez había reclamado la grabación íntegra de la Conferencia Sectorial celebrada en verano en la que se aprobó la estrategia del lobo y las ayudas a las comunidades. En ese audio, advierten en una carta enviada hace dos semanas a Morán, se podrá constatar que en esa reunión la propia ministra y vicepresidenta segunda, Teresa Ribera, manifestó que “la no subscripción de la estrategia por parte de una comunidad autónoma no constituiría un impedimento para poder acceder a los fondos”.

Un día después de que la Xunta anunciase el recurso judicial, el secretario de Estado de Medio Ambiente reitera que Galicia, al “no aceptar” la estrategia del lobo, “se queda excluida de los fondos que dota”.

“Parece razonable concluir que si no vas a aplicar la estrategia no puedas recibir fondos para su aplicación”, argumenta Morán quien ha dicho que, aunque “está en su derecho a judicializar el desacuerdo”, pero “sería mucho más operativo para la Xunta, beneficioso para el ganadero y hasta más barato para los contribuyentes ir por la senda del acuerdo” .

Morán incide en que “la Xunta está en su derecho de acudir a los tribunales” y “ya lo ha hecho con anterioridad, como con la ley contra el cambio climático, pero habiendo otro camino, “no parece que la estrategia de confrontación vaya en beneficio de los destinatarios últimos de las ayudas”.

Compartir el artículo

stats