Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta activa la alerta por inundaciones ante el desbordamiento de varios ríos

Un albergue en Pontedeume es desalojado tras llegar el agua a varias estancias | Los presupuestos reservan 12 millones para prevención de crecidas fluviales

De la sequía a las inundaciones. Tras más de seis meses en alerta por déficit hídrico en Galicia, las trombas de agua de los últimos días no solo han llenado los embalses de la comunidad sino que también han provocado inundaciones y han obligado a decretar la alerta por riesgo de desbordamiento de ríos. En concreto, la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta activó ayer el Plan Especial ante el riesgo de inundación ante la posible crecida de los ríos Tambre, Verdugo y Deva. Los puntos de riesgo son Val do Dubra (A Coruña), en el caso del Tambre; Pontecaldelas (Pontevedra), en el Verdugo, y As Regadas (Salvaterra de Miño, Pontevedra), en el Deva.

El 112 informó ayer por la mañana de que los sistemas de control y seguimiento mostraron un aumento de los límites establecidos en los caudales, por lo que se pueden producir desbordes puntuales.

Uno de los incidentes registrados como consecuencia de las intensas lluvias de los últimos días fue el desalojo de un albergue en Pontedeume ante la crecida del Eume, que provocó la llegada del agua a algunas estancias del inmueble. Fueron movilizados los Bomberos de O Eume, los miembros de Protección Civil y los agentes de la Guardia Civil que, por precaución, procedieron al desalojo de los siete huéspedes que pernoctaban en el inmueble.

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ratificó ayer que Augas de Galicia tiene activados tanto los planes de sequía como los de inundaciones.

Los planes especiales de riesgo ante inundaciones fueron aprobados por la Xunta, según destacó Vázquez, con el objetivo de “afrontar estos episodios cíclicos y que recurrentes, que forman parte ya casi de la normalidad climática de Galicia”. En este contexto, advirtió la conselleira, “tienen que colaborar tanto ciudadanía, administraciones locales y Xunta”. En esta línea, Vázquez detalló que los presupuestos de la Xunta para 2023 “están diseñados teniendo en cuenta este contexto de cambio climático”. En ellos, se recoge una partida para la prevención de inundaciones de 12 millones euros. Asimismo, la titular de Infraestuturas detalló que en la partida presupuestaria para el próximo año también se consideran “un total 24 millones para el abastecimiento de agua y para paliar la sequía”.

En el municipio coruñés de Val do Dubra, las principales afecciones se debieron a las tormentas con agua “que han producido bastantes desbordamientos, arrastres sobre todo en vías principales”, según apuntó el alcalde, José Manuel Varela. Según detalló, hubo “bastantes desbordamientos, arrastres sobre todo en vías principales”. “

Fueron muchas incidencias a lo largo de la noche y trabajan en retirar todos esos arrastres”, apuntó el regidor. A parte de ramas, arrastres de tierra y piedras, hubo inundaciones de bajos en los que Protección Civil intervino para bombear el agua. Ante esto, avanzó que “está activado todo el personal municipal” que trata de reestablecer la normalidad en las vías, así como maquinaria pesada de otras empresas en algunos puntos.

Compartir el artículo

stats