El PPdeG justifica la necesidad de reducir impuestos a las rentas altas alegando que de no hacerlo, podría haber una fuga de patrimonio hacia otras comunidades o incluso hacia el vecino Portugal. Eso supone que dejan de pagar en Galicia el resto de impuestos, fundamentalmente, alegan, el IRPF.

Un día después de que la líder del BNG, Ana Pontón, avanzase que, si gobernase, subiría el impuesto de Patrimonio a quienes tuviesen más de 300.000 euros (descontando la vivienda habitual), el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, declaró en la Cadena Ser que ese es un “impuesto que no existe en ningún país de la UE” y apuntó que la intención de la Xunta es acabar eliminando ese tributo.