Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El contrato para bajar al ‘Pitanxo’ se lanza la próxima semana y supera los 2 millones

La Ciaim informó a los familiares de los avances en la licitación | La operación se realizará en dos fases, localización e inmersión, y se podría resolver en solo un mes a partir de marzo

Buque del IEO con uno de sus robots submarinos. | // IEO

El próximo 15 de febrero se cumplirá un año del hundimiento del Villa de Pitanxo, que dejó 21 fallecidos en la que es la peor tragedia en la pesca gallega desde 1978. Los familiares siguen peleando por saber qué sucedió exactamente aquella noche en la que perdieron a sus seres queridos, una causa que está siendo investigada por parte de la Audiencia Nacional. Sin embargo, ayer recibieron una noticia esperanzadora. La Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) informó que la próxima semana se lanzará la licitación para buscar, localizar e inspeccionar a través de un robot submarino el pecio del buque. Una operación que según ha podido saber este medio superará los 2 millones de euros y, si las circunstancias son favorables, se podría realizar en tan solo un mes.

La portavoz de las familias, María José de Pazo, trasladó ayer a los medios la noticia tras el contacto desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que envió una confirmación a los familiares sobre los avances en la licitación. “Ojalá pronto lo podamos materializar”, deseó la también armadora.

En el escrito de la Ciaim, al que accedió Europa Press, se explica que en las últimas semanas llevó a cabo consultas a varios organismos de la Administración que gestionan buques de navegación oceánica para evaluar, por una parte, las capacidades técnicas de estos barcos y, por otra, la oportunidad de dedicar esos medios públicos a las operaciones. La conclusión fue que “es preciso contar con compañías privadas especializadas, que dispongan de buques y equipos idóneos y de dotaciones específicamente formada”, subrayó la Ciaim.

La licitación incluirá que la operación tendrá lugar el año que viene teniendo en cuenta la meteorología de la zona y la disponibilidad de los medios. Los trabajos se llevarán a cabo en dos fases: primero se localizará el pecio partiendo de la última señal satelital emitida por el buque en el caladero situado frente a Canadá, y luego se procederá a su inspección visual mediante un vehículo operado remotamente dotado de cámaras para examinar distintos aspectos del buque y sus equipos. Si la primera fase se resuelve rápido y el tiempo acompaña, la operación podría resolverse en tan solo un mes, incluyendo los aproximadamente 10 días de viaje de ida y otros tantos de vuelta.

Por otro lado, la Ciaim reconoció que la investigación no habrá concluido en el plazo de un año desde el accidente, por lo que en febrero publicará un informe provisional que contenga los datos objetivos de la catástrofe, sin incluir conclusiones ni recomendaciones de seguridad. El documento definitivo se publicará una vez concluya la investigación, “sin que sea posible en este momento estimar un plazo para ello”.

Compartir el artículo

stats