Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Los presupuestos gallegos pasan su primer examen en la Cámara

Facenda estudia recurrir el impuesto estatal a las grandes fortunas | La oposición ve las cuentas “insolidarias” y “decepcionantes”

El conselleiro de Fecenda con el presidente de la Xunta, ayer en el Parlamento. | // XOÁN ÁLVAREZ

El Parlamento dio ayer luz verde al proyecto de presupuestos de Galicia que inicia así su tramitación parlamentaria con los únicos votos a favor del PPdeG, mientras que la oposición, que pidió la devolución de las cuentas, los tildó de “insolidarios” y “decepcionantes”.

El conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, defendió que los presupuestos son “solidarios, solventes y fuente de dinamización económica”. Además, ante las críticas de la oposición por la rebaja del Impuesto de Patrimonio, esgrimió que si se van las grandes fortunas se produciría una “triple pérdida” tanto en ese tributo, como en IRPF e inversiones. Por eso, reivindicó la política de rebaja de impuestos impulsada por la Xunta y advirtió que el Gobierno gallego estudia recurrir el nuevo gravamen del Ejecutivo central sobre las grandes fortunas porque “atenta contra la seguridad jurídica”. “Es una medida improvisada que solo busca castigar a las comunidades gobernadas por el PP”, denunció.

También arremetió contra el Gobierno de Pedro Sánchez porque “desgraciadamente está perdiendo la mayor y mejor oportunidad de la historia para transformar la economía”. Aludió así a los fondos europeos. “Es vital que se agilice el reparto para impedir una mayor desaceleración”, señaló.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, dibujó “un retrato” de la Xunta “sin corazón, a la que no le importa nada el sufrimiento de las personas que lo están pasando muy mal”. Y escenificó el incremento de precios que sufren las familias sacando en el atril una botella de leche y otra de aceite.

El socialista Luis Álvarez, por su parte, tildó las cuentas de “decepcionantes” porque no protegen a la ciudadanía en un momento de dificultades por la inflación”.

La anécdota de la sesión plenaria la protagonizó el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, cuando en un momento del debate, cuando intervenía el socialista Luis Álvarez, sonó desde su escaño la voz de la asistente Siri en su teléfono diciendo “lo siento, no puedo ayudarte con eso”.

Compartir el artículo

stats