Galicia aumentó un 40% la recogida de basura urbana en 2020, el año del inicio de la pandemia, según datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Fueron 610,2 kilogramos por habitante frente a 435,5 de 2019, de los que el 89% de residuos estaban mezclados.

Galicia recogió en 2020 un total 1,65 millones de toneladas de residuos urbanos, frente a una media de 1,1 millones de toneladas en los últimos años.

En términos brutos por habitante, Galicia está por delante de Baleares (572,8); Cantabria (556,5) y Canarias (546,7), entre otras, y muy por delante de la media nacional, que se quedó en 484,4 kilogramos por habitante en 2020.