Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Así era 'Mi Yuca', un peligroso sicario de Cali que se ocultaba en Pontevedra bajo identidad falsa

La Policía Nacional detuvo al jefe de una sanguinaria organización por el que Colombia ofrecía una recompensa de 10 millones de pesos | Estaba huido desde 2007

Johni Fernando Tenorio. | // L. O. LOC

Uno de los criminales más peligrosos para el Gobierno de Colombia huido desde 2007, integrante de una de las más sanguinarias bandas de sicarios de Cali, había encontrado su escondite en el centro de Pontevedra, en donde intentaba pasar desapercibido para las autoridades españolas.

Esto fue así hasta que hace unos días la Policía Nacional de la ciudad del Lérez lo localizó y puso a disposición de la Audiencia Nacional, quien ahora ya prepara su extradición a su país, en donde está reclamado por delitos como homicidio agravado por torturas. Tiene pendiente de cumplimiento condenas que suman en total unos 40 años de prisión.

Se trata de Johni Fernando Tenorio Millán, alias Mi Yuca. Las referencias a este criminal en la prensa colombiana hablan de su posible integración en una de las bandas más sanguinarias de Cali a principios de este siglo. Se trata de La negra o Las tres puntillas una organización conocida por clavar tres puntillas (clavos) en la frente de las víctimas tras llevar a cabo sus ejecuciones. Era su “sello”, su marca de presentación. Formaban parte de lo que se denominaban, eufemísticamente, “oficina de cobros”, es decir, ajustes de cuentas, y se les relaciona con múltiples asesinatos, incluso fuera de territorio colombiano.

Según explican fuentes de la Comisaría de Pontevedra, sobre Tenorio Millán pesaba una orden internacional de búsqueda, detención y entrega en vigor desde 2007. Se le imputaban varios delitos graves, entre ellos un homicidio agravado por tortura. La importancia del objetivo era tal para las autoridades colombianas en 2007 que se ofrecía una recompensa de diez millones de pesos por su captura quien, según la Policía Nacional, era jefe de su propia organización de sicarios en este país.Entonces ya figuraba como uno de los ocho criminales más buscados de Cali.

El arresto se produjo ayer en la ciudad del Lérez gracias a las informaciones obtenidas por agentes de la Comisaría Provincial, en las que se constataba que había un individuo utilizando documentación española con una identidad falsa. Los agentes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial iniciaron las investigaciones y contactaron con Interpol España, que confirmaron la reclamación internacional de este individuo para su extradición.

Antes de proceder, había que comprobar que el hombre al que vigilaban y vivía tranquilo en Pontevedra era quien sospechaban que podía ser, un peligroso sicario del valle del Cauca. Es aquí donde entró en juego el trabajo de la Policía Científica que certificó la identidad de esta persona, lo que permitió su detención el pasado 2 de diciembre.

Los propios agentes de la Brigada de la Policía Judicial de Pontevedra trasladaron al detenido a los juzgados centrales de la Audiencia Nacional, desde donde se decretó su ingreso en un centro penitenciario a la espera de su extradición.

Compartir el artículo

stats