La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a dos años de cárcel y a cinco años de libertad vigilada a un acusado de 19 años por abusar sexualmente de una menor de 12 años en Ferrol. Además, le ha impuesto seis años de inhabilitación para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores, así como cinco años de prohibición de aproximarse y de comunicarse con la víctima.

El tribunal tuvo en cuenta, a la hora de fijar la condena, “partiendo del consentimiento” de las relaciones sexuales que ambos mantuvieron, que “prácticamente se daba una simetría en cuanto al grado de desarrollo y madurez, no siendo tampoco la diferencia de edad tan grande, al menos, tan distante de las que se establecen como referencia”, pues indica que la menor “le faltaba solo un mes para cumplir los trece años” y que el condenado había cumplido los 19 años hacía un mes.

En la sentencia, la Audiencia ha absuelto a otro joven de agredir sexualmente a la menor. El tribunal indica que la denunciante refiere, respecto este otro acusado, que la agredió sexualmente en dos ocasiones. “No estamos diciendo que Angie mienta, faltaría mucho para que pudiéramos afirmarlo, pero sí que sus declaraciones, interpretadas en conjunto, no tienen capacidad para ofrecer la seguridad necesaria como para que podamos asentar el pronunciamiento que en este sentido se propone y pretende”, explica el tribunal, al tiempo que subraya que existen contradicciones en su versión de los hechos y que en su relato “falta la coherencia interna” porque, según señala en la sentencia, la incriminación que realiza “carece de cualquier corroboración externa”. Contra la sentencia cabe presentar recurso.