Una vez finalizado el operativo de búsqueda y rescate de las víctimas del accidente de autobús que cayó al Lérez esta Nochebuena, los servicios de emergencia se centran ahora en recuperar el vehículo del lecho del río.

El primer paso será la medición de la capacidad de resistencia del puente. Para ello, a las 09.00 horas de este martes han arrancado las pruebas de carga de la infraestructura. Esta información servirá de base a los expertos para elegir dónde ubicar la grúa encargada de levantar el autobús sin que se parta en dos y elevarlo hasta el propio puente, ya que la orografía del río en el lugar del accidente, con pronunciadas pendientes a ambos lados del cauce, obliga a realizarlo de esta manera.

El servicio de grúas contará con la ayuda de los submarinistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), que se encargarán de anclar el autocar. Además, se esperan cortes de tráfico que gestionará la Guardia Civil.

El objetivo es proceder a la retirada del autobús "lo antes posible". Con todo, el importante caudal que presenta el Lérez en estos momentos después de las lluvias de la última semana podría retrasar esta tarea, si bien las predicciones meteorológicas apuntan a una tregua de las precipitaciones, al menos hasta la tarde del miércoles.

Así las cosas, se espera que la recuperación del autobús siniestrado pueda arrojar luz sobre las causas del siniestro. Se trata de un vehículo de unos 6 años de antigüedad, con capacidad para 55 pasajeros y que realizaba para la compañía Monbus la línea Lugo-Vigo.

La prioridad de los investigadores es recuperar el autobús “tal cual está”, en las mismas condiciones que se encuentra tras el accidente, pero si no es posible se estudiarán otras fórmulas, entre ellas partir los restos para que sean más fáciles de manejar.

Hasta el momento, según confirmó este lunes el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, todavía no ha sido analizada la información del tacógrafo del autobús, cuyo conductor, uno de los dos supervivientes, ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas.

En la mañana de este lunes fue recuperado el cuerpo de la última víctima fallecida en el accidente del puente de Pedre, que fue localizado unos cientos de metros río abajo desde el lugar al que se precipitó el autobús tras salirse de la vía y romper el quitamiedos.

Concluida la búsqueda de los desaparecidos, un equipo de los bomberos descendió hasta el autobús para realizar tareas de preparación de cara a la retirada del vehículo del río., cortando árboles y retirando partes de la carrocería para aligerar su peso y evitar que el agua se concentrase en el interior del habitáculo.