Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta sostiene que la ayuda en el hogar o los comedores son competencia de concellos

Un estudio de la Universidade de Santiago defiende que no hay base legal para que exijan al Ejecutivo asumir servicios que se arrogaron de forma voluntaria

Saber a quién le toca hacer qué y quién lo paga es el objetivo de sendos estudios encargados por la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y la Xunta. La idea, resumían ayer desde el Gobierno gallego, es “clarificar” las competencias de cada Administración de cara a una “prestación eficiente de los servicios públicos”. Hace un mes, la Fegamp presentaba un balance en el que destacaba los números rojos anuales, 624 millones, por asumir competencias que calificaba de no exclusivas. Ayer era la Xunta la que hacía público un estudio encargado a la Universidade de Santiago (USC) en el que se atribuye a los municipios competencias como el servicio de ayuda en el hogar o las guarderías de titularidad municipal, además del gasto en gasóleo y el servicio de limpieza de los centros educativos, sus comedores o la recogida de animales domésticos.

El vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo, presentó el informe junto al rector de la Universidade de Santiago, Antonio López, y por la directora xeral de Administración local, Natalia Prieto, junto a sus autores, constata los terrenos en los que ambas Administraciones rozan: medio ambiente, servicios sociales, sanidad o educación, pero sin cifras.

El documento establece que hay servicios que deben prestar los concellos, como servicios sociales comunitarios básicos de titularidad municipal, donde incluyen el servicio de ayuda en el hogar. Los concellos asumirían las guarderías de su titularidad. El trabajo matiza que el modelo de gratuidad supone que la Xunta asuma los gastos que recaían en las familias y no implica “sobrecoste” para los concellos. Les tocaría también mantener los centros educativos. La Administración, indica el informe, ha asumido gastos que derivan del ejercicio ordinario por el municipio de competencias propias como gasóleo para calefacción o de limpieza, pero no tendría obligación legal. Asimismo los comedores escolares caerían del lado municipal.

Compartir el artículo

stats