Agentes de la Policía Local de O Porriño localizaron en la noche de Reyes, el 5 de enero, a un varón ebrio que se encontraba en la calle tratando de darle el biberón a un bebé de 26 meses.

Posteriormente, encontraron a la madre del recién nacido que, según ha destacado la Policía, se encontraba "muy nerviosa" y llevaba horas sin saber del padre y de su hijo.

Debido a las bajas temperaturas de esa noche, los servicios de emergencia decidieron trasladar a la madre junto al bebé al PAC de O Porriño. Allí, los facultativos confirmaron que el menor presentaba indicios de hipotermia, por lo que fue trasladado con su madre en el coche patrulla al Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, ya que "la ambulancia no alcanzaba los 24 grados de temperatura en su interior".

Ya en el servicio de urgencias del centro hospitalario vigués, el recién nacido reaccionó perfectamente a la medicación y logró salir del estado de hipotermia.

Tras estos hechos, la Policía Local ha comunicado que instruyó diligencias al Juzgado de guardia y a la Fiscalía de menores, así como a los servicios sociales.