El negocio de reparaciones de Navantia en la ría de Ferrol ha desarrollado en 2022 una intensa actividad de reparación, varada, mantenimiento, modernización y extensión de vida de diversas unidades navales civiles y militares, concretamente hasta 19 buques.

Unos de los principales clientes del área de Carenas son los armadores de gaseros y, por ello, en los últimos doce meses se actuó sobre nueve buques de este tipo, campo en donde además de los habituales programas de reparación se han materializado otros proyectos más complejos, como la modernización, transformación y extensión de vida de unidades flotantes de regasificación o la adaptación a climas fríos.

Uno de los buques que ha generado más trabajo ha sido la unidad canadiense flotante de producción, almacenamiento y descarga de petróleo Terranova FPSO, y que se ha convertido el de más horas de ocupación.

En este caso, llegó a Ferrol a principios de año y fue entregado el 20 de octubre, aunque su salida se produjo este mes.

Este proyecto ha supuesto una ocupación superior a 1.300.000 horas de trabajo para Navantia y su industria colaboradora, con picos de 1.000 empleos, y una facturación superior a 100.000.000 de euros.