Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Peatones, ciclistas y moteros superan el 40% de los muertos en las carreteras de A Coruña

De los 42 fallecidos el año pasado en la red viaria coruñesa, 17 eran colectivos vulnerables. La provincia suma la mitad de las víctimas de toda Galicia

A Coruña se mantiene como la provincia gallega con más fallecidos en accidentes de tráfico. Casi la mitad de las víctimas del asfalto en Galicia (47%) se registran en carreteras coruñesas. Ya en la recta final del año pasado, la DGT estaba en alerta en la comunidad gallega ya que en el mes de diciembre se habían superado en un 13% la cifra de víctimas registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior. Las peores previsiones se cumplieron y el aumento fue superior a la media nacional: un 15,5% más, al pasar de los 77 fallecidos en 2021 a los 89 de 2022. Los siniestros en la red viaria de A Coruña dejaron el año pasado un total de 42 muertos, un 23,5% más que los 34 registrados en 2021 y tres más que el año preCOVID. La preocupación se centra en los colectivos vulnerables: peatones, ciclistas y motociclistas. Fueron un total de 17 los muertos arrollados por algún vehículo en las carreteras de A Coruña, el 40,5% del total en la provincia y casi cuatro puntos por encima de la media nacional (36,8%), según datos facilitados ayer por la subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, durante la presentación del balance de tráfico y movilidad de la provincia.

Acompañada por la jefa provincial de Tráfico de A Coruña y coordinadora de la DGT en Galicia, Victoria Gómez Dobarro, y el capitán de la Guardia Civil y jefe de Subsector de Tráfico, Miguel Soldán; Rivas advirtió de que las estadísticas de 2022 en la provincia están marcadas por un incremento “notable” en víctimas vulnerables. De los peatones fallecidos el año pasado en vías interurbanas de A Coruña, 11 eran mayores de 80 años, ocho de ellas varones.

“En la siniestralidad en Galicia tiene un peso muy importante la movilidad motivada por la alta dispersión poblacional y el alto grado de envejecimiento”, detalló la subdelegada, quien además apuntó que de las cuatro provincias, A Coruña es la que presenta una red viaria “más compleja”. Pontevedra es fu el año pasado excepción en los mapas de Tráfico de Galicia ya que es la única provincia donde disminuyeron los accidentes mortales: 18 fallecidos frente a los 25 del ejercicio anterior (-28%). Con 17 víctimas mortales, en Lugo se produjo un aumento del 20,5%; y en Ourense, con 12, el incremento fue del 50%.

Evolución y causas

Ante el aumento de la mortalidad en carretera, la subdelegada del Gobierno en A Coruña apeló a la responsabilidad de los usuarios de las vías como elemento “absolutamente necesario” para reducir la siniestralidad. “Por favor, precaución, responsabilidad y seguridad”, insistió Rivas, quien advirtió de que el Gobierno central va a continuar “reforzando campañas de prevención y control, haciendo incidencia en el uso del chaleco reflectante especialmente en personas mayores”.

Las carreteras convencionales concentran el mayor número de fallecidos, tal y como destacó. La velocidad inadecuada (el 26,92%) y la distracción en la conducción (el 21,15%) están detrás de la mayoría de siniestros. Otras causas relevantes son el envejecimiento del parque automovilístico, la conducción bajo el efecto de alcohol y drogas y la no utilización del cinturón de seguridad. Rivas quiso destacar la efectividad de las campañas y endurecimiento de las penas para reducir las cifras de accidentalidad: en A Coruña desde el año 2000 —apuntó— “la mirada es un poquito más esperanzadora”, al pasar de 166 personas fallecidas en 2000 a las 42 de 2022.

Compartir el artículo

stats