Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Galicia suma 327 agentes por cada 100.000 habitantes, un 7% más que hace cinco años

La ratio en la comunidad gallega es ligeramente superior a la media nacional, un 0,3% más. La Policía Nacional engordó su plantilla un 12% desde 2017 y la Guardia Civil, un 4%

Forgones de la Policía Nacional en una redada contra el tráfico de drogas en A Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

El aumento de la delincuencia en Galicia tras la pandemia ha llevado a las comisarías de la toda la comunidad a resideñar sus planes de vigilancia y reordenar sus plantillas para tratar de frenar las estadísticas de hurtos, lesiones, robos de vehículos y asaltos a domicilios y establecimientos comerciales. Con una media de 270 delitos cada día en 2022 —a falta de los datos del último trimestre—, la criminalidad en Galicia experimentó un repunte en el primer año postCOVID del 17,5% (73.221 infracciones penales entre enero y septiembre, según el último balance del Ministerio del Interior). Aunque la gallega se mantiene como una de las comunidades más seguras, la Jefatura Superior de Galicia convocó este mes una reunión extraordinaria con todos sus mandos para analizar la situación actual en cada territorio, pero también con los jefes de las Policías Locales para el próximo mes de febrero con el objetivo de coordinarse en la lucha contra la delincuencia.

¿Con qué plantilla cuenta Galicia en la actualidad para contener la ola de delitos? Son un total de 8.793 efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, lo que supone un 7% más que hace cinco años —en concreto 579 agentes más—, según información facilitada por la Delegación del Gobierno en Galicia. En el caso de la Policía Nacional, la plantilla es de 3.449 efectivos —con datos del pasado mes de julio—, un 12% más que lo 3.078 contabilizados al cierre de 2017; a los que se suman 5.344 de la Guardia Civil, un 4% más que los 5.126 de hace cinco años. Este balance se traduce en una ratio de 327 agentes por cada 100.000 habitantes, un índice que se encuentra ligeramente por encima (0,3%) del registrado en el conjunto del país (326). Hace un lustro la tasa en la comunidad gallega era de 304 policías nacionales y guardias civiles por cada 100.000 habitantes.

En la reunión convocada el pasado día 9 por el jefe superior de Policía de Galicia, Ramón Gómez Nieto, para abordar la hoja de ruta a seguir para frenar la delincuencia en la comunidad el delegado del Gobierno, José Miñones, aludía al esfuerzo realizado por Interior para “reforzar las plantillas y recuperar el tiempo perdido”. “En los últimos cuatro años hemos ganado 478 policías en Galicia y eso es sinónimo de mayor atención y mayor seguridad”, destacaba Miñones, al tiempo que ensalzaba no solo al refuerzo de efectivos, sino también mandos, que —advertía— “es tan importante para el buen funcionamiento del Cuerpo”.

De las cuatro provincias gallegas, Ourense fue la que experimentó un mayor refuerzo en el último lustro (7,5% más), seguida de A Coruña (7,4%), Pontevedra (6,7%) y, finalmente, Lugo (6,1%).

En cifras absolutas el mayor volumen lo concentran las comisarías del Eje Atlántico, con 237 efectivos más en los últimos cinco años en la provincia de A Coruña, que pasó de 3.162 policías nacionales y guardias civiles en 2017 a 3.399 en julio del año pasado. Le sigue en el mapa de la Secretaría de Estado de Seguridad, Pontevedra con 181 agentes más —de 2.674 pasó a 2.855). En las comisarías de Ourense sumaron 82 policías y guardias civiles más —en 2017 eran 1.081 y el año pasado la cifra se elevó a 1.163—. Y en Lugo el refuerzo fue de 79 efectivos, de 1.297 a 1.376.

En el caso de agentes de la Policía Nacional, las comisarías de A Coruña tienen disponibles 1.596, un 9,7% más que hace cinco años. Su plantilla en Lugo es de 353 (9,6%); en Ourense, 286 (19%) y en Pontevedra, 1.214 (14,4%). De la Guardia Civil, las unidades de la provincia de A Coruña disponen de 1.803 agentes (5,6% más que en 2017); las de Lugo cuentan con 1.023 (4,9%), las de Ourense tienen en plantilla 877 (4,3%) y las de Pontevedra , 1641 (1,7%).

Durante el primer encuentro de mandos de la Policía Nacional de Galicia —suelen realizarse encuentros de mandos, pero no con asistencia de todos los jefes de comisarías provinciales y locales ni con estos objetivos—, se pusieron sobre la mesa metas que marca el Plan Estratégico de la Policía Nacional; la situación en cada territorio y tareas de cara a la próxima convocatoria. Entre las medidas que se tomarán, destacan la presencia policial preventiva y una mayor atención a los principales problemas delictivos (hurtos, violencia de género y ciberdelitos).

En la elaboración de esas hojas de ruta para cada comisaría se analizarán las posibles causas y motivos del aumento de la delincuencia, incluyendo factores poblacionales, tipos de delitos, y cómo tratar de reducirlos con procedimientos y protocolos de trabajo policial de investigación, sistemas de jornada laboral, modificaciones de catálogo de puestos de trabajo y modalidades de patrullaje para tratar de incrementar la presencia policial.

Una media de once infracciones penales denunciadas cada hora en la comunidad

Tanto España como Galicia registraron durante los primeros nueve meses del año pasado —está pendiente la publicación de los datos del último trimestre— las cifras más altas de delitos desde que empezó la serie estadística que muestra la página del Ministerio del Interior, en 2015.

En la comunidad se denunciaron más de 73.000 delitos entre enero y septiembre, lo que se traduce en una media de 11 infracciones penales a la hora, un 17,5% más que el ejercicio anterior y casi tres puntos y medio por encima del alza registrada en el conjunto nacional. A la cabeza del aumento de delitos el año pasado en la comunidad gallega se coloca Pontevedra, que entre enero y septiembre registró un total de 27.017, el 37% del conjunto de Galicia y un 20,4% más que las contabilizadas el año anterior,.

A Coruña se mantiene como la provincia gallega con más delitos: 32.768 en los primeros nueve meses de año pasado, casi un 45% del total autonómico y un 17,1% más que un año atrás. Lejos de estas cifras de criminalidad están las provincias de Ourense (7.190 infracciones penales, casi un 17% más) y Lugo (6.246, con un aumento del 8,4%). En la ciudad de A Coruña se detectaron 9.817 delitos en nueve meses, algo más de 36 al día, un 12,7% más que en 2021. La urbe bate así récord en las cifras de delincuencia y supera ya las estadísticas de criminalidad de Vigo.

Compartir el artículo

stats