Las familias del doble crimen del Cash Record, en la ciudad de Lugo, pedirán 20 años de prisión para el procesado, un hostelero que contaba con un negocio en el centro de Lugo en 1994 y que ahora reside en Burgos.

La hermana de una de las víctimas, Isabel López, ha confirmado que el juicio arrancará el 6 de febrero y se prolongará cinco días más. Como acusación particular solicitarán “la máxima pena”, aunque asume con resignación que cuentan “que no se la van a imponer”. También advierte de que “uno de los factores es que nos regimos por la ley del año 94”, que es cuando se produjo el doble crimen, y son “menos años que sí fuese actualmente” con el actual Código Penal.

Con todo, llegarán a los 20 años de petición de cárcel, al tiempo que ha afeado que la fiscalía no acuse. “Eso no lo entendemos muy bien, aunque en función de lo que pase en el juicio a lo mejor la Fiscalía cambia su postura y ve otras cosas que no ha visto hasta ahora. Confiamos que eso va a ser así, que van a ir las cosas por ahí”, destaca.

Fue precisamente Isabel López la que se topó con los cadáveres de su hermana, Elena —-cajera en el Cash Record— y del reponedor Estebán Carballedo, en abril de 1994. El autor o autores se llevaron un botín de 5 millones de pesetas. López celebra que “después de tanta lucha”, casi 30 años después, vaya a tener lugar el juicio contra el hostelero, que desde el primer momento ha sido el principal sospechoso para las familias.