Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Noroeste disputa con Madrid y País Vasco los 2.477 millones para el Corredor Atlántico

Los fondos contemplados en el Plan de Recuperación deberán repartirse entre varias autonomías | Transportes aún no confirmó su presencia en la cumbre del viernes en Santiago

La inyección de fondos europeos prevista para los próximos años abre una oportunidad histórica para modernizar el tren de mercancías del Noroeste. Pero el riesgo está, no solo en que estas partidas, basculen hacia el Mediterráneo —donde hay un lobby empresarial que presiona al Gobierno para atraer más inversiones— sino que, dentro del propio Corredor Atlántico, se prioricen proyectos en el País Vasco, Madrid o Andalucía en detrimento de las líneas que discurren por Galicia, Castilla y León y Asturias.

“También hay adversarios en casa”. La frase, pronunciada por un empresario del Noroeste, refleja una realidad que previsiblemente pondrán sobre la mesa los participantes en el Encuentro del Corredor Atlántico Noroeste, que se celebrará este viernes en Santiago de Compostela, bajo el lema “Una estrategia conjunta para un proyecto común”. Porque el Noroeste debe pelear con el País Vasco, Madrid y Andalucía por los 2.477 millones de euros en ayudas que prevé destinar en los próximos años al Corredor Atlántico el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

Esta cifra incluye, por un lado, las ayudas a la inversión prevista en los tramos exclusivos del Corredor Atlántico: esto es, la Y Vasca (Vitoria-Bilbao-San Sebastián/Astigarraga-Irún), y los tramos Valladolid-Venta de Baños-Palencia-León, Zaragoza-Castejón-Pamplona, Vigo-Ourense-Monforte-León, Talayuela-Plasencia-Cáceres-Mérida-Badajoz y Variante de Pajares. Pero también incluye tramos comunes a los dos corredores que discurren por España, Atlántico y Mediterráneo, como el nodo de Madrid, la renovación de la línea de alta velocidad Madrid-Sevilla y el tramo Alcázar de San Juan-Manzanares de la línea Madrid-Jaén.

“Somos muchos a repartir. Y hay compañeros de viaje con mucho más peso político que nosotros. Hace falta un proyecto común del Noroeste”, resalta otro emprendedor, que trasladó su preocupación por la ausencia, hasta ahora, de una alianza fuerte.

Una carencia que se une al “abandono” y la “dejadez” que presuntamente muestra el Gobierno central hacia el Corredor Atlántico, pues, a diferencia del Mediterráneo, carece de plan director y de comisionado gubernamental, pese a que los prometió hace ya cuatro años.

El resultado de todo ello es que el Corredor Mediterráneo avanza a toda velocidad y ya suma inversiones por valor de más de 4.000 millones de euros, mientras que en el Atlántico “ni hay plan, ni calendario, ni cronograma”. El Gobierno central se ha escudado siempre de estas críticas resaltando que en los Presupuestos Generales del Estado para este año se recogen dos partidas equivalentes para ambos corredores: 1.648 millones para el Atlántico y 1.695 para el Mediterráneo.

Una de las diferencias entre ambos ejes estriba en la existencia desde 2004 de un lobby empresarial en el Mediterráneo, Fermed, que ha criticado que se invierta en zonas como Galicia en materia ferroviaria y ha exigido centrar el gasto ferroviario en el Levante y el valle del Ebro. La fuerza del lobby mediterráneo quedó patente el pasado mes de noviembre, cuando se celebró en Barcelona una reunión a la que asistieron 1.500 empresarios, tres presidentes autonómicos y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

El viernes, los empresarios del Noroeste intentarán también consolidar su “frente común”, el que se anunció en 2018 pero que nunca acabó de cuajar. Esperan la presencia de un millar de emprendedores y de los presidentes de las tres comunidades del Noroeste —Galicia, Asturias y Castilla y León—. Han sido invitados también los representantes de los partidos políticos y los alcaldes de los 313 concellos gallegos. También se ha cursado invitación al Ministerio de Transportes, que aún no ha confirmado asistencia.

Volúmenes de carga

El Gobierno, mientras tanto, defiende que se interesa “lo mismo” por los dos corredores. Y subraya “la gran importancia” del Eje Atlántico. Así, las fuentes ministeriales consultadas se remitieron a la información incluida en el PRTR, que señala que la implementación de la Red Básica de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) en los seis Estados miembros pertenecientes al Corredor Atlántico propiciará durante el período 2017-2030 “un aumento del PIB acumulado del 0,9%, correspondiente a una inversión de 795.000 millones, y a la generación de un total de 2,7 millones de puestos de trabajo”.

Asimismo, estima que los volúmenes de carga en el Corredor Atlántico aumentarán en un 29%, hasta los 115.000 millones de toneladas por kilómetro en 2030, y que el transporte ferroviario experimentará el mayor aumento, un 71%.

PP y oposición se alían en la Cámara para reclamar los trenes Avril

El BNG y el PSdeG apoyarán la iniciativa del grupo mayoritario, el PP, que reclama al Gobierno celeridad en la llegada a Galicia de los trenes Avril con los que podrá extenderse la alta velocidad ferroviaria a todas las ciudades gallegas y que, hasta el momento, sólo opera hasta Ourense. El Parlamento debatió ayer la proposición no de ley llevada a la sesión plenaria por el PP, cuyo diputado José Manuel Balseiro subrayó que Galicia “merece saber” cuándo llegarán estos trenes, “cuántos” serán y “de qué tipo”. El BNG añadió además que estos trenes deberán cumplir “todas las normativas de seguridad”. Igualmente la socialista Patricia Otero aclaró que pedir celeridad “no es adecuado sin pedir seguridad”. “No podemos asumir riesgos”, apuntó la parlamentaria socialista.

Compartir el artículo

stats