El TSXG ordena investigar a Monbus y Alsa por “indicios de repartirse el mercado”

Insta a Competencia a que incoe expediente a ambas empresas que concurrieron en UTE a cinco de 29 contratos de la Xunta u Cuatro eran los más rentables de la convocatoria

Pasajeras se suben a un autobús de Monbus. |   // SANTOS ÁLVAREZ

Pasajeras se suben a un autobús de Monbus. | // SANTOS ÁLVAREZ / R. Prieto

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha ordenado a la Comisión Galega da Competencia que incoe un expediente sancionador contra Monbus y Alsa por “indicios de haber podido repartirse el mercado” al concurrir en 2020 -—a través de una Unión Temporal de Empresas— a un concurso público de la Xunta para la adjudicación de varios contratos de transporte de viajeros por carretera. Se presentaron a cinco de las 29 concesiones de la segunda fase del Plan de Transporte Público de Galicia, entre ellos el más rentable de la comunidad gallega: el que comunica A Coruña y Vigo.

Con esta sentencia, dictada el pasado día 10 de marzo y divulgada ayer, la sala de lo contencioso-administrativo del TSXG falla a favor de la empresa Travieso Software Transporte de Viajeros, con sede en la localidad coruñesa de Oleiros, y ordena a Competencia revertir el archivo del expediente, que rechazó abrir un expediente sancionador a ambas empresas ante las denuncias que las acusaban de prácticas anticompetencia.

A las horas de conocer la sentencia, desde Monbus defendieron que la empresa “siempre actúa con absoluto rigor e integridad”, por lo que interpondrá un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. La compañía no comparte el contenido del fallo del alto tribunal gallego porque —aseguran— “tal y como se acreditó y justificó en su día, no ha habido práctica restrictiva alguna”, informa Europa Press. Además, Monbus defiende que “siempre actúa con absoluto rigor e integridad dentro de la legalidad, tanto al concurrir a un concurso público como en cualquier otro aspecto del desarrollo de su actividad.

Indicios racionales

Los magistrados del TSXG han decretado la nulidad de la resolución de la Comisión Galega da Competencia por la que se archivaron “las actuaciones desarrolladas en virtud de las denuncias presentadas, sin realizar la comprobación de los hechos denunciados, existiendo indicios racionales de infracción”, según informan en un comunicado. No obstante, advierten de que el hecho de que Alsa y Monbus hayan concurrido en UTE a cinco lotes, “entre ellos, los cuatro de mayor importancia económica y sin concurrir por separado a ninguno de los otros 24 lotes”, no puede interpretarse, “conforme a las reglas de la lógica y las pautas de la experiencia, como una casualidad (caso), sino que ha de considerarse como una causalidad (causa) de un acuerdo, previo, para aprovecharse, además, de que los pliegos permiten concurrir a todas las licitaciones”.

El fallo, contra el que cabe recurso de casación, sostiene que, de esta forma, se evita “la aplicación de la cláusula sobre máximas adjudicaciones, concurriendo en las otras con otros transportistas, lo que constituye, más que una fundada sospecha, un indicio racional y bastante de concierto para obtener una posición dominante, sino excluyente, del transporte público gallego, precisando su investigación con la tramitación de un oportuno y procedente expediente sancionador”.

Por ello, el alto tribunal gallego concluye que eso requiere una “investigación” así como una “tramitación de un oportuno y procedente expediente sancionador”. Advierte además de que las uniones temporales de empresas “resultan anticompetitivas” y se justifica la colaboración entre varias firmas cuando, por su capacidad financiera o técnica, “necesiten complementarse, mayormente cuando de la unión se deducen eficiencias para los consumidores”. Sin embargo, sentencia que, en este caso, “en modo algún se acredita ni la necesidad ni los efectos beneficiosos”.

La Comisión Galega da Competencia, según el fallo del alto tribunal gallego, “no analizó ni comprobó si la distribución de los lotes favorece a Alsa y Monbus, imposibilitando la concurrencia de las de menor entidad, ni si se falsea la libre competencia o se adecua a las exigencias del mercado”.