Jácome se ve más cerca de la Alcaldía ourensana tras la decisión: “Deixa moer”

El secretario de Organización del PSdeG, Lage Tuñas, habla de “ajuste de cuentas interno” del PP y pide “hacer lo posible” para cambiar el color político en la Diputación de Ourense 

Jácome, a su llegada al pleno extraordinario, ayer, en el Concello de Ourense.

Jácome, a su llegada al pleno extraordinario, ayer, en el Concello de Ourense. / Europa Press

s. F.

“Deixa moer” es una de las frases favoritas de Gonzalo Pérez Jácome cuando estalla una crisis política. Se trata de una expresión que se usa en situaciones en las que todo está revuelto, pero en las que uno decide callar y no interrumpir al rival. El líder de Democracia Ourensana (DO) ya la ha utilizado en sus redes sociales en varias ocasiones durante el último mandato y ha vuelto a recurrir a ella. 

Este miércoles, poco después de que el presidente provincial del PP de Ourense, Manuel Baltar, anunciase su renuncia a presidir la Diputación, Jácome usó las redes sociales para lanzar su mensaje: “Deixa moer”, acompañado del emoji que cierra su boca con una cremallera. Esta misma expresión la usó cuando cinco de sus siete ediles le denunciaron ante la Fiscalía en 2020 retirándole su apoyo, y no hace mucho cuando se vio salpicado por la polémica elección de una persona con dos condenas de abuso sexual para representar al rey Baltasar en la Cabalgata. De ambas situaciones salió indemne. 

El escenario vuelve a estar revuelto y, a falta de dos días para el pleno de constitución de los ayuntamientos, sigue la incertidumbre sobre quién levantará el bastón de mando. La renuncia de Baltar a presidir la Diputación eleva la incógnita y la posición de Jácome es “deixar moer”. Democracia Ourensana ha sido la lista más votada y mientras todo salta por los aires a su alrededor, crecen las opciones para el actual regidor. En todo caso, la renuncia de Baltar abre un nuevo escenario y tanto en el PSdeG-PSOE como en el BNG insisten en que esta salida que pone fin a tres décadas de baltarismo no puede quedarse en un mero “cambio de cromos”. El secretario de organización de los socialistas gallegos, José Manuel Lage Tuñas, manifestó este miércoles que detrás de la renuncia ve un “ajuste de cuentas interno” del PP y una actuación “a la desesperada” para mantener el control en la institución provincial. Lejos de esto, el PSOE reiteró la necesidad de un cambio en una institución que ha estado gobernada por la saga Baltar durante 33 años: “La provincia requiere de nuevas políticas, requiere que se oxigene y requiere un nuevo impulso”, indicó Lage.

Por este motivo, los socialistas ven necesario “hacer todo lo posible para que cambie el color político en la Diputación y abrir un nuevo tiempo político. Un escenario complicado ya que el PP tiene una amplia mayoría en la configuración de la Diputación: 12 escaños, frente a 7 del PSOE, 3 BNG y 3 DO. El propio Lage admite la “complejidad” de la situación, pero a pesar de eso no descarta la posibilidad un gobierno progresista en la Diputación y un cambio “hacia una política que se haga pensando en los ciudadanos”.

Suscríbete para seguir leyendo