Entrevista | Alberto Varela Presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp)

“Si la Xunta no da más fondos a los concellos habrá problemas serios para prestar servicios”

“Las ayuntamientos asumen cada año más de 600 millones de competencias impropias. Eso impide, sobre todos a los pequeños, que puedan abordar servicios que sí les corresponden”

El presidente de la Fegamp, Alberto Varela.   | // XOÁN ÁLVAREZ

El presidente de la Fegamp, Alberto Varela. | // XOÁN ÁLVAREZ / R. Prieto

A punto agotar el actual mandato de la Fegamp —la asamblea para la elección de la nueva dirección será el 15 de noviembre y el PSdeG da por hecho que, con apoyo del BNG, la Presidencia continuará en manos socialistas—, su presidente, Alberto Varela pone sobre la mesa los retos pendientes que, asegura, exigen de la “voluntad y capacidad negociadora” de la Xunta. De lo contrario, los servicios impropios que desde hace años sumen los concellos, y cada vez suman más, se prestarán “deficientemente” y —advierte— los abocará a “problemas muy serios”. Hasta 600 millones anuales, revela un informe interno del órgano de poder local, se dejan los ayuntamientos gallegos en servicios que no les competen y que, en consecuencia, “lastran las arcas municipales”. El presidente de la Fegamp pone un ejemplo para dar a conocer el impacto: “En un ayuntamiento con un presupuesto de apenas cinco millones de euros, uno se va para ayuda al domicilio”. “Esto no puede continuar, no podemos seguir cargando con competencias que no nos corresponden”, sentencia.

Es una vieja demanda de la Fegamp, de todos los presidentes con independencia del color político: una clarificación de competencias y, sobre todo, la dotación de fondos para que los concellos puedan asumir aquellas que no son propias. ¿Qué coste anual acarrean estos servicios a los concellos?

Se creó un grupo de trabajo por parte de la Federación, con personal de la casa y profesores universitarios, y las conclusiones revelan que los ayuntamientos gallegos asumen 600 millones al año de competencias que no deberían asumir. Eso lastra las arcas municipales. Hay otro grupo de trabajo creado por la Xunta, pero es muy difícil poder comparar cuando cuestionaron esos datos públicamente porque no tienen cifras, al menos no nos las facilitaron. Lo que tenemos claro todos los ayuntamientos es que esto no puede continuar, no podemos seguir cargando con competencias que no nos corresponde en materia de educación, de salud pública, asistencia social… Sobre todo, por parte de los concellos más pequeños, que hace que no puedan abordar las competencias que sí les corresponde.

¿Uno de cada cuántos euros se tiene que dejar un concello en competencias impropias?

Le doy un dato que es bastante significativo. En ayuda a domicilio, hay ayuntamientos con un presupuesto de 5 millones que están dedicando casi un millón a este servicio. La ley de dependencia, aunque algunos lo quieran discutir, dejaba muy claro que se iba a sostener con la financiación tanto de las comunidades autónomas como del Estado. La realidad es otra: la administración que está poniendo más dinero son los ayuntamientos.

Si la Xunta, como reclama la Fegamp, no inyecta más fondos a estos servicios, ¿seguirá prestándolos el concello o se verán obligados a detraer de otras partidas?

Pero se van a prestar deficientemente. El que no quiera ver que en el servicio de ayudas a domicilio hay un problema, es que no quiere ver la realidad. Nosotros convocamos a una reunión a sindicatos, a patronales e invitamos también a Xunta y al Estado, que son quienes tienen también que financiar ese servicio, pero hicieron oídos sordos y nos quedamos solo los ayuntamientos. La realidad es que solamente por parte de las otras administraciones se nos están trasladando 112 millones para el servicio de ayuda a domicilio, de los cuales el Estado está poniendo 67 y la Xunta 45. El resto lo estamos poniendo los ayuntamientos. Cada euro que estamos dedicando a competencias que no nos corresponden, es dinero que estamos restando a los otros servicios que tenemos que prestar a los ciudadanos.

Sin un nuevo Pacto Local, el actual data de 2006, ¿cree que no habrá cambio alguno?

Desde entonces ya llovió. La realidad es que apenas se avanzó y la situación de los ayuntamientos se agravó. Cada vez asumimos más competencias por leyes sectoriales que deciden otras administraciones. Si no hay voluntad de diálogo, si en las reuniones que vamos a mantener para hablar de competencias con la Xunta no hay una voluntad y capacidad negociadora, los ayuntamientos tendremos un problema muy serio.

Ya se han prestando servicios compartidos como modelo de ahorro. ¿Se debe potenciar este modelo?

Ya hay muchos ejemplos de servicios compartidos a través de mancomunidades. Hay unas que tienen maquinaria en común para desbroce, que comparten incluso los servicios de limpieza… Todos aquellos servicios que se puedan mancomunar y suponga una mejor gestión y un abaratamiento del coste del servicio, se tienen que avanzar en ese modelo.

Se arrastra desde hace años la ansiada reforma del modelo de financiación. ¿Cuál es el impacto del actual modelo y hacia cuál hay que ir para que se acorte esa brecha entre comunidades en la que Galicia es una de las discriminadas?

La Fegamp lleva desde el principio reivindicando que se deben tener en cuenta dos características fundamentales en Galicia a la hora de recibir fondos, nuestra dispersión y el envejecimiento. También se está pidiendo a la Xunta un mayor esfuerzo a la hora de financiar a las administraciones locales a través del Fondo de Cooperación Local, porque estos años aumentaron los ingresos que recibimos los ayuntamientos del Estado, en cambio no aumentaron con carácter objetivo y para todos los fondos que recibimos de la administración autonómica.

Arranca la campaña estival. El año pasado los concellos se quejaban de la falta de socorristas en muchas playas y piscinas. La Xunta acaba de aprobar un decreto para garantizar la cobertura de plazas. ¿Cuál es la situación este verano?

Es pronto para tener un retorno definitivo porque aún se están haciendo procesos de selección. En concellos que nunca tuvieron problemas para cubrir las plazas, el año pasado no cubrieron ninguna. Se dio la voz de alerta, nos sentamos con la Xunta y las federaciones de socorristas y lo que se hizo fue modificar ese decreto para que los requisitos sean menores. La realidad probablemente es que tendremos que dar una vuelta al modelo porque no es atractivo o parece que en Galicia es menos atractivo que en otras comunidades. Supongo que por la propia estacionalidad del servicio, hace que tengamos más dificultades.

“En Galicia, la fusión de ayuntamientos es difícil: cada uno quiere mantener sus tradiciones, sus nombres y sus fiestas”

En esta legislatura apenas se habló de fusión de ayuntamientos. ¿Es la vía más acertada para una comunidad como Galicia, con tantos pequeños concellos y con tanta dispersión?

Es difícil… Fueron escasos los ayuntamientos que optaron por una fusión, incluso con incentivos económicos por parte de la administración autonómica. La realidad es que en Galicia tenemos un sentimiento propio. Todos nos consideramos vecinos de un lugar, con nuestra idiosincrasia, nuestras tradiciones, nuestra cultura. Y no todo el mundo está dispuesto a renunciar a sus tradiciones, sus nombres, sus fiestas... Yo estaría más por una mancomunidad de determinados servicios que pudiesen abaratar los costes. El tiempo está demostrando que las fusiones no están funcionando, que es algo anecdótico.

La Consellería do Mar anunció que pondría 450.000 metros cuadrados de terrenos portuarios a disposición del Estado para su reversión a los concellos. ¿Qué novedades tiene la Fegamp?

No tenemos novedades. Se ha solicitado una reunión con Portos de Galicia. Esperemos que nos atiendan para darnos respuesta al estado de tramitación de ese expediente porque son zonas que forman parte de la trama urbana de los ayuntamientos y serían beneficioso para la ciudadanía que se sacasen todas esas trabas burocráticas de compartir varias administraciones ese espacio.

Con la vista puesta en las primarias del PSdeG del próximo mes de septiembre, haga su quiniela: ¿a quién ve como candidato a las autonómicas?

Hay unas elecciones generales el 23 de julio y todos los militantes, cualquier cargo institucional u orgánico de nuestro partido están centrados en volver a conseguir que este país tenga un gobierno progresista porque es más necesario que nunca. Los procesos de selección de nuestros candidatos en el PSdeG se celebrarán, se dará voz a la militancia y se decidirán cuando se tenga que decidir. No toca todavía.

Suscríbete para seguir leyendo