Facenda obligó a devolver 270.000 euros de ayudas europeas por incumplimientos

Desde 2014 la Xunta realizó un total de 386 controles a perceptores de subvenciones con cargo a fondos de la UE y detectó irregularidades en 25 casos

paula pérez

Los fondos que llegan de la Unión Europea (UE) actúan de palanca para impulsar el desarrollo económico de Galicia. Pero para eso es fundamental darles un buen uso y reducir al mínimo el fraude. Bruselas se ha vuelto cada vez más exigente con los controles que pide a los estados miembros y a las regiones sobre estas partidas. En el caso de la comunidad gallega en el periodo de programación 2014-2020, que todavía no se ha cerrado, pues siempre se dan tres años de margen, la Consellería de Facenda ha realizado 385 auditorías, que derivaron en 25 propuestas de reintegro, tras detectar incumplimientos e irregularidades en la utilización de las subvenciones. Esto supuso la devolución de 270.000 euros.

Es una cuantía pequeña si se compara con los 2.800 millones de euros que percibió Galicia de fondos estructurales en ese periodo. La razón está precisamente en los exhaustivos controles a los que someten a los perceptores de las ayudas públicas, desde entidades públicas, empresas o particulares, y que minimizan los riesgos.

Según explica la Consellería de Facenda, existen dos niveles de inspecciones. Por un lado, hay un primer control de verificación que tiene como objetivo último garantizar que el gasto que se certifica cumple tanto la normativa europea, como la nacional y la autonómica. Además los auditores prestan especial atención al cumplimiento de la obligación que tienen los perceptores de las ayudas respecto a la exigencia de información y comunicación para dar a conocer a la ciudadanía la financiación de actuaciones con cargo a fondos europeos.

La Xunta explica que se verifica el 100 por cien de los expedientes. Y, a su vez, en este primer nivel, según aclaran desde Facenda, hay dos tipos de controles.

Por un lado se hace una labor de comprobación administrativa que consiste en la revisión de todo el procedimiento tanto de contratación como de concesión de subvenciones. Esta vigilancia abarca desde la licitación y adjudicación o bien la convocatoria y la concesión de subvenciones hasta su ejecución y pago.

Pero también se realiza una verificación sobre el terreno que consiste en la comprobación física de la realización de las actuaciones financiadas.

Errores subsanables

Según explican desde el departamento que dirige Miguel Corgos, en esta primera fase de controles las incidencias detectadas son subsanables y, por lo tanto, no tienen por qué implicar ningún tipo de repercusión financiera.

Tras esta monitorización existe un segundo nivel de controles por parte de la Oficina Galega de Auditoría e Control da Intervención Xeral da Comunidade Autónoma (OGAC). 

En estas auditorías se encuadran los casos de incumplimientos más graves que no fueron detectados en una primera verificación y sí que acarrean la exigencia de devolver las ayudas recibidas con cargo a fondos europeos.

Según los datos de la Consellería de Facenda, en el periodo de programación 2014-2020 se realizaron un total de 386 auditorías. Y en el 7% de los casos se hallaron irregularidades. Esto derivó en que la Xunta reclamara la devolución de 270.000 euros a los perceptores de 25 ayudas sufragadas con fondos europeos.

Según explican desde Facenda, “realizan todos los controles exigidos por los reglamentos comunitarios respecto a los fondos europeos en los que la Xunta actúa como autoridad de gestión, organismo intermedio o organismo coordinador o equivalente” en los programas operativos de fondos comunitarios.

Las inspecciones

H En un primer control de verificación se revisan el 100 por cien de los expedientes de subvenciones concedidas

1 Se verifican el 100% de las ayudas

H Además del control del procedimiento sobre el papel, también hacen comprobaciones físicas sobre el terreno.

2 Controles sobre el terreno

H En un segundo nivel de controles actúa la Oficina de Auditoría e Control de la Xunta. Hizo 386 inspecciones desde 2014.

3 El segundo nivel de verificaciones

Suscríbete para seguir leyendo