El calor remite en una jornada que dejó máximas de casi 39 grados en Valdeorras

La previsión apunta un notable descenso de las temperaturas en la jornada de hoy

REDACCIÓN

Por fin refresca tras dos días de intenso calor en la comunidad autónoma. En la jornada de ayer jueves las temperaturas bajaron, aunque dejaron, aún sí, máximas de 38, 8 grados en Vilamartín de Valdeorras y noches tropicales con el termómetro por encima de los 30 grados en Ourense y más de 25 en la Mariña de Lugo y Ortigueira.

A las dos de la mañana en Vilamartín de Valdeorras estaban a 28,8 grados y en Vilardevós el termómetro marcaba los 26,8 grados.

Por el día repitió Vilamartín de Valdeorras con la temperatura máxima, seguido del concello de Ribas de Sil donde se alcanzaron los 37,7 grados y Verín con 36,9.

El efecto de la borrasca Betty que entrará por el Atlántico dará fin a la ola de calor con un descenso térmico notable. El cielo permanecerá hoy nublado con lluvias en el norte de las provincia de A Coruña y Lugo. Salvo en Ourense, donde hoy se llegará a los 31 grados, en el resto de Galicia las temperaturas serán suaves, entre 22 y 26 grados.