Rueda recibe el apoyo del poder autonómico del PP: “Vamos a poner el sentidiño que falta”

El presidente del PPdeG avisa en A Coruña que “España también se juega muchísimo” en las elecciones del 18-F

Ayuso pide que no se divida el voto y Bonilla anima a “levantar la voz”

El presidente del PPdeG, Alfonso Rueda, sintió ayer el apoyo de los líderes autonómicos de su partido en el acto Construir España desde las comunidades autónomas que se celebró en Palexco, en A Coruña, un auditorio lleno con más de mil personas, según fuentes del PP. Algunos, incluso, tuvieron que seguir las intervenciones por los televisores por falta de espacio en el patio de butacas. Con la vista puesta en las elecciones del 18 de febrero, Rueda avisó que “España también se juega muchísimo” y recordó que Galicia es una “tierra de entendimiento” que va a poner “el sentidiño que falta en el Gobierno central”.

La cita de precampaña sirvió para que los presidentes populares de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, Madrid, Murcia, País Vasco y Valencia arropasen a Rueda, lo presentasen como “un presidente serio con las ideas claras” y dijesen de Galicia que es “un referente” a nivel nacional en muchos ámbitos, como la sanidad, los servicios sociales o la educación.

Ayuso y Rueda, en su entrada a Palexco. |   // IAGO LÓPEZ

Ayuso y Rueda, en su entrada a Palexco. | // IAGO LÓPEZ / Ana Carro

El candidato del PP a revalidar como presidente de la Xunta defendió que “Galicia es una tierra de puerta abiertas” que busca “seguir progresando” sin mirar hacia otro lugar. “No queremos buscar modelos de fuera, estamos orgullosos de Galicia y de sentirnos profundamente españoles”, señaló, a la vez que prometió que su partido va “traer las mayores inversiones, bajar impuestos y dar bienestar a los ciudadanos” pero siempre “respetando las diferencias” y negándose a las “imposiciones del nacionalismo”. “Vamos a decir sí al respeto a las comunidades y a Galicia y sí a la libertad y la igualdad”, aclaró.

Alfonso Rueda, quien recordó que “no hay nada ganado”, reiteró su apuesta por la unión: “Donde algunos quieren poner muros, nosotros vamos a poner puentes, y donde algunos quieren poner fronteras artificiales, nosotros nos vamos a dar la mano con el resto de España”. Quiere, dijo, “parar la desigualdad y a esa España excluyente y a la Galicia enfurruñada del nacionalismo”, al que criticó.

También analizó al PSdeG, sobre el que dijo que en Galicia quiere hacer “lo que quiera Pedro Sánchez, que es su referente, su guía y su modelo”, mientras que el presidente del Ejecutivo central “solo se quiere a sí mismo”. Apuntó que Galicia no va a ceder a ningún chantaje.

Los líderes autonómicos del PP siguieron su estela y cargaron contra el Gobierno. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, avisó que, con sus políticas económicas, España va “por el camino” de Argentina y lamentó que “va a ser difícil revertir tanto daño”.

Como antes Rueda, Ayuso, que vaticinó que el PP va a “arrasar” en Galicia, también insistió en que estas elecciones “no solo van de Galicia, también de España” y pidió “que no se divida el voto”.

El mismo mensaje mandó el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, que señaló a Galicia como “parte de la columna vertebral del país” y apuntó que el 18-F se juegan “un futuro mejor”. “Hay que levantar la voz ante lo que estamos viviendo en España”, dijo, a la vez que criticó el “desgobierno” de Sánchez.

Durante las tres mesas redondas que se desarrollaron en Palexco —dirigidas por los conselleiros Fabiola García y Julio Rodríguez Comesaña y el vicepresidente y presidente del PP en la provincia de A Coruña Diego Calvo—, los líderes populares defendieron las autonomías y reconocieron mirar “mucho” hacia Galicia para “copiar” sus políticas porque es “un referente”. “En Galicia se hacen las cosas muy bien”, resumió el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, quien se declaró “fan de Rueda”. María Guardiola, presidenta de Extremadura, auguró una victoria del PP en los comicios gallegos e insistió en que Galicia es “un ejemplo para todos”.

El presidente del PPdeG, que pidió un “aplauso para la valentía de la gente del mar” y denunció la falta de colaboración del Gobierno central en el caso de los pélets, destacó que el 18-F se decidirá en las urnas si se quiere que “Galicia siga siendo como es o entrar en la deriva de la izquierda”. Su proyecto defiende la “Galicia que se entiende con el resto de España” porque “aquí caben todos”.