UUAA llama a denunciar contra el cártel de la leche al 70 % de ganaderos que no lo hicieron

Cree que la sentencia “abre una vía” a reclamaciones a quienes vendieron leche entre 2000 y 2013 u Calcula que las indemnizaciones superarán los 1.000 millones

Roi Rodríguez

La sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce un cártel de la leche que operó en Galicia entre 2000 y 2013 fue celebrada por Unións Agrarias (UUAA), que considera que “abre una vía” para que reclamen una indemnización no solo los 5.025 ganaderos gallegos que ya presentaron la correspondiente demanda, si no que podrán hacerlo “todos los que vendieron leche” durante ese periodo de tiempo.

“Hay un 70% de granjas que todavía no iniciaron el proceso para reclamar, pero que hasta el 30 de junio aún están en plazo”, señalaron este jueves en rueda de prensa el secretario xeral de la organización agraria, Roberto García, y el secretario de acción sindical y responsable de servicios jurídicos de UUAA, Félix Porto, que aunque no cuantificaron la cantidad que los ganaderos afectados podrían recuperar —pues entre otros factores dependerá del número de reclamaciones que se presenten—, sí dieron a entender no será inferior a 1.000 millones de euros.

Así, tal y como detallaron, durante el período investigado se comercializaron en Galicia 29 millones de toneladas de leche (82 millones en toda España), generando un pago de 9.000 millones a un precio medio de 33 céntimos por litro. “Eso es lo que se pagó con ese precio concertado. Si fuese a precio concertado nosotros calculamos que estaría por encima del 10% del total”, es decir, unos 900 millones más, a los que habría que añadir más intereses.

Aunque Roberto García se mostró seguro de que las industrias recurrirán la sentencia, aclaró que “esto no impide” que los ganaderos “puedan ejercer el derecho a calcular la indemnización que les corresponde” para iniciar sus reclamaciones.

La resolución de la Audiencia, señaló García, “viene a confirmar” la sanción de la Comisión Nacional de la Competencia contra ocho empresas lácteas “por pactar precios” y “repartirse a los ganaderos” con el objetivo de “manipular el mercado de la leche en España”. Además, a su juicio, “no hay ninguna empresa láctea en Galicia que no se beneficiara del cártel”. “En algunas se pudo probar con documentación que participaban activamente, pero todas se beneficiaron porque pagaban el mismo precio”, sentenció.

Preguntado sobre la posibilidad de negociar un acuerdo con las industrias lácteas condenadas, García reconoce que “la mejor solución pasaría por resolver las indemnizaciones en una mesa de negociación”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Luis Planas, alabó el funcionamiento actual del sector lácteo y relegó a hechos del pasado el cártel que ocho empresas lácteas y dos asociaciones formaron años atrás para intercambiar información. Planas respondió así sobre la sentencia de la Audiencia Nacional en la que consideraba que ocho empresas lácteas y dos asociaciones formaron un cártel e intercambiaban información comercial sensible. En su opinión, el sector del vacuno de leche actual “es donde de forma más clara se ve la aplicación práctica de la ley de la cadena alimentaria”, de una forma que Planas ha calificado como “muy positiva”. “Hay unas labores de organización, de concentración y de organización de la oferta que tienen que llevarse a cabo por parte de los sectores y el sector lácteo es un ejemplo perfecto”, ha añadido, apuntando el incremento en el precio de la leche desde 2022.