Macrooperación policial contra el crimen organizado con registros en Ourense y Arousa

Se desarrolla en varias provincias, con varios detenidos, al menos uno de ellos en la ciudad de As Burgas | El operativo se mantendrá los próximos días | Decretan secreto de sumario

A. G. T.

Decenas de agentes de la Guardia Civil de Ourense, de Pontevedra y de Vigilancia Aduanera participaron ayer en un operativo policial a gran escala en diferentes provincias de España para combatir el crimen organizado, coordinado desde el Ministerio del Interior. Dos de ellas fueron las de Ourense y Pontevedra donde el operativo se centró en el área de la capital ourensana, así como en la comarca de O Salnés, por un presunto delito de tráfico de estupefacientes de una banda estructurada.

A primera hora de la mañana, se desplegaron una docena de agentes de la Guardia Civil de Ourense en la calle Celso Emilio Ferreiro, donde se realizó el primer registro. Miembros de la Unidad Central Operativa (UCO), así como de la unidad antidroga, y forzaron el portal del edificio donde se ubicaba el comercio de Muebles Calviño para realizar varios registros en las viviendas que hay en el inmueble propiedad de una misma familia.

El operativo despertó la expectación de los vecinos y vecinas, que vieron cómo procedían a la identificación y a la detención de un varón, que salía del portal después de la entrada de los agentes. Fuentes vecinales certificaron esa detención sobre las 7.00 horas y además los agentes se incautaron de todo tipo de material, así como dispositivos electrónicos.

Mientras el operativo entraba en el edificio, un helicóptero de la Guardia Civil permanecía en el aire, de forma estable, vigilando y grabando el inmueble y su entorno.

Sobre las 9.00 horas se terminó el operativo policial terrestre en la céntrica calle de la capital, pero el helicóptero siguió sobrevolando la zona del centro de la ciudad, así como el barrio de Covadonga, donde se hizo otro registro.

Además de estos dos, también se hizo otro en una urbanización del municipio anexo a la capital, Pereiro de Aguiar, donde se personaron dos patrullas de agentes de la Guardia Civil. En este mismo municipio, los agentes también registraron las instalaciones de una marca de compra y venta de vehículos ubicada en el polígono de Pereiro, donde también analizaron diferentes dispositivos electrónicos.

La operación policial, dirigida desde de Ourense, la lleva el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Ourense, y el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) confirmaba que seguía abierta durante todo el día de ayer, al cierre de esta edición: “En estos momentos se están practicando entradas y registros”. La jueza decretó el secreto de las actuaciones.

Según pudo saber LA OPINIÓN, la macrooperación policial seguirá de forma coordinada en varias provincias españolas durante los próximos días. Por el momento, no trascendió el número oficial de detenidos, pero, al menos, uno de ellos fue en Ourense.