El Gobierno replica a Contas que las transferencias con Sánchez crecieron un 30%

Afea al PP rebajar impuestos a las “rentas altas”

REDACCIÓN

El delegado del Gobierno, Pedro Blanco, destacó ayer que las transferencias a la Xunta de Galicia durante los cinco años de Presidencia de Pedro Sánchez aumentaron un 31,7% en comparación con los últimos cinco años de Mariano Rajoy (PP) en la Moncloa.

De esta manera, replicó al informe elaborado por el Consello de Contas que cifra en 19.956 millones de euros el déficit de financiación autonómica de Galicia entre 2009 y 2021, aunque la cantidad se reduce a 13.978 millones si se descuentan recursos extraordinarios en ese periodo (como fondos COVID y otros adicionales).

Blanco onsideró que “esta situación que se describe viene de atrás” y lo vinculó también con la falta de acuerdo entre las comunidades “para abordar la nueva financiación”, un modelo que lleva caducado desde 2014. Con todo, defiende que el Gobierno socialista “incrementó como ningún otro las transferencias” a Galicia. Además, Blanco subrayó, informa Europa Press, que las entregas a cuenta se incrementan de nuevo este año, “tal y como comprometió el Gobierno”, a pesar de haber prorrogado las cuentas, decisión que tomó ante el ciclo electoral de gallegas, vascas y catalanas que se abrió a comienzos de años y que afectaba a los socios parlamentarios que permitieron la investidura de Sánchez. Aun así, Blanco acusó al PP de “irresponsabilidad” por no contribuir a aprobar las cuentas y votar contra la senda de déficit, que restará 76 millones de euros a los ayuntamientos gallegos.

Por su parte, la Xunta recibirá 9.395 millones de euros, un 6,9% más. Si se incluye la liquidación de 2022, sube a 10.598 millones, un 12,8% más, cifró. Blanco se refirió también a otro elemento apuntado por Contas, que concluye que Galicia presenta una capacidad fiscal seis puntos por debajo del promedio de las comunidades autónomas debido a las rebajas de impuestos, que sumaron 2.382 millones en 12 años. Afeó a la Xunta bajar impuestos a las “rentas más altas” y “denunciar luego la falta de recursos, debilitar los servicios públicos y fortalecer el sector privado sanitario y educativo”.