Muere un piloto acrobático gallego durante una exhibición aérea en Portugal

Manuel Rey Cordeiro era piloto comercial de Vueling y vivía en Oroso, cerca de Santiago

Volaba con la formación hispano-lusa Yakstars, una de las más prestigiosas de Europa

El momento en el que dos avionetas chocan y muere el piloto español Manuel Rey Cordeiro

Sara Fernández

Rafa López

El piloto gallego Manuel Rey Cordeiro, natural de Vigo, falleció este domingo durante una exhibición aérea en el Beja Air Show de Portugal, en la que colisionaron dos avionetas. Rey Cordeiro, nacido en 1962 y conocido cariñosamente como “Coco”, era un piloto muy experimentado, con más de 18.000 horas de vuelo, y atesoraba varios premios en competiciones nacionales e internacionales. Formaba parte de los Yakstars, un reconocido equipo acrobático hispano-portugués que destaca por sus arriesgadas maniobras y pasadas a alta velocidad en sus avionetas Yak-52 de fabricación rumana. El ministro de Defensa de Portugal, Nuno Melo, anunció que dos entidades abrirán “una investigación” sobre este “trágico accidente”.

El siniestro ocurrió a las 16.05 horas de Portugal sobre la Base Aérea de Beja, en el Alentejo luso, en el transcurso de una exhibición organizada por la Fuerza Aérea Portuguesa, que dos horas y media más tarde confirmaba la muerte de un piloto español. A la hora de redactarse esta información no había trascendido oficialmente la identidad del fallecido, pero este diario pudo confirmar, a través de fuentes expertas en aviación, que se trataba de Manuel Rey Cordeiro, piloto comercial de Vueling, que fijó su residencia en Sigüeiro (Oroso, A Coruña), por su cercanía al aeropuerto santiagués de Lavacolla.

En los vídeos compartidos en redes sociales se ve cómo uno de los aviones se eleva repentinamente e impacta contra otra de los aeronaves que volaban en formación sobre él. Según la prensa local lusa, uno de los aparatos se estrelló, matando al piloto, y el otro logró realizar un aterrizaje de emergencia. Según pudo saber esta redacción, la aeronave de Manuel Rey estaba demasiado cerca del suelo y no dio tiempo a que se abriese el paracaídas. En los vídeos se aprecia que el avión de Rey Cordeiro, matrícula EC-IAS, cae y se incendia.

Los Yak-52 son aviones de entrenamiento de la era soviética que volaron por primera vez en 1976 y se consideran ideales para realizar acrobacias. Los Yakstars tienen su base en el Aeródromo de Casarrubios, en Toledo. Según su página web oficial, Yakstars.net, se compone de 7 pilotos más un piloto líder. Manuel Rey era Yakstar 4. Es la mayor formación civil de exhibición acrobática del sur de Europa.

Según publicó el periódico portugués Diário de Noticias, el piloto del segundo avión accidentado es luso, tiene 37 años y sufrió heridas leves, de las que se recupera en un hospital de Beja.

Manuel Rey dentro de un avión.

Manuel Rey dentro de un avión. / Yakstars

Un “apasionado del vuelo”

Manuel Rey Cordeiro llevaba volando 15 años en la posición principal, “lead solo”, en los Yakstars, que solían participar en el Festival Aéreo de Vigo hasta que dejó de celebrarse, y en el Festival Aéreo de A Coruña. En 2013, Rey Cordeiro se autodefinía como un “apasionado del vuelo”. Piloto comercial desde 2000, no diferenciaba entre llevar a una o a doscientas personas en los Airbus comerciales que pilotaba: “La responsabilidad de llevar la vida de la gente en la mano es la misma.No puedes tener el más mínimo fallo”, comentaba.

“Los fines de semana entrenamos cuando podemos”, explicaba Manuel Rey en otra entrevista, para la web del Concello de Oroso. “¿Riesgo? Siempre lo hay, como cuando practicas Fórmula 1 u otro tipo de actividad similar, pero lógicamente es un riesgo que controlamos para que no pase nada, está todo muy ensayado”, afirmaba.

En la página oficial de los Yaksters se destaca la enorme experiencia y pericia de Rey Cordeiro como piloto de aeronaves “extremas”, como los Sukhoi SU-29M, Extra 300/330, Cap 10, el citado Yak 52 y una amplia gama de aviones de uno o varios motores. Además, pilotaba ultraligeros, parapentes, alas delta y otros artefactos voladores, y era un consumado paracaidista. “Uno de los pilotos más talentosos y polivalentes de España y Portugal”, asegura la información de Yaksters.

Es el segundo accidente mortal que sufre un piloto acrobático español en menos de un mes. El pasado 5 de mayo, el piloto francoespañol Olivier Masurel, campeón de vuelo acrobático, falleció en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) después de que un buitre se estrellase contra su avión cuando volvía de participar en el Festival Aéreo de San Javier (Murcia).