El PSOE formaliza la moción de censura a Jácome y pide a PP y BNG “estar a la altura”

Los socialistas ourensanos proponen un documento con 14 compromisos u El Bloque guarda silencio y los populares se abren a negociar

S. De la Fuente

Catorce días después de avanzar su intención de presentar una moción de censura para desalojar a Gonzalo Pérez Jácome de la Alcaldía de Ourense, el PSOE formalizó ayer su propuesta que ya está en manos del PP y del BNG. Los nacionalistas guardan silencio y anuncian que someterán la decisión a debate interno. Mientras, los populares confirmaron que están dispuestos a negociar, aunque con reservas, ya que no les ha gustado el modo de proceder del PSOE.

En el escrito, bautizado como “Pacto da concordia”, los socialistas convocan a ambas organizaciones a suscribir 14 compromisos “irrenunciables” que tendrían como finalidad terminar con la “parálisis, el desmantelamiento de los servicios públicos y el colapso económico y funcional” del Concello.

El documento recoge prioridades como la elaboración del presupuesto municipal para el año 2025, realizar una auditoría de la situación económico financiera del Ayuntamiento y la puesta en marcha de un plan de pago a proveedores, entre otras cuestiones.

Con esta propuesta, que no avanza ningún detalle sobre el posible gobierno alternativo, los socialistas invitan al PP y al BNG a “poner por encima de cualquier interés partidista el interés público de la ciudadanía y la necesidad de una alternativa de gobierno responsable, real y sólida”, pero sin referencia alguna a quién sería el alcalde que lideraría el hipotético gobierno “de la concordia”, centrándose exclusivamente en medidas y proyectos.

La portavoz del grupo municipal socialista, Natalia González, confía “plenamente” en que tanto el PP como el BNG “estarán a la altura, dejarán a un lado las diferencias políticas y pondrán a Ourense por delante”.

Está por ver el avance de esta propuesta, ya que una de las condiciones que establece el PP para sentarse a negociar es que a la reunión “acudan las tres fuerzas políticas que representan a la oposición en el Concello”. En el caso de registrarse alguna ausencia, señalan, “cualquier conversación en este escenario sería inútil”.

Hace dos semanas, cuando el PSOE lanzó la propuesta, el portavoz del BNG, Luis Seara, dijo que para valorar una posible moción de censura, lo primero sería que el PP rompiese el pacto que firmó con DO tras las municipales para dejar gobernar a la fuerza más votada tanto en el Concello como en la Diputación. Sin embargo, ayer eludió pronunciarse sobre cómo responderá su grupo a la invitación formal del PSOE.

Sí ha hablado el PP, que avanza que se sentará a dialogar “sin líneas rojas” ni vetos a personas o formaciones políticas. Pero no esconde sus críticas al procedimiento de comunicación por parte del PSOE, que envió un correo electrónico a los dos partidos y, de forma inmediata, hizo pública la propuesta.

Este intento de moción de censura ya provocó un cruce de acusaciones entre los tres partidos de la oposición el pasado viernes, en el pleno municipal ordinario correspondiente al mes de junio.

Tanto PP como PSOE culparon al BNG de que Jácome sea alcalde por no apoyar la moción, y los nacionalistas les recordaron que fueron los populares los que colocaron a Jácome en la Alcaldía desde 2019.

Suscríbete para seguir leyendo