La Xunta reclama el traspaso del Ingreso Mínimo Vital, que han recibido 40.000 familias gallegas

La conselleira de Política Social e Igualdade, Fabiola García, solicitó ayer a la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, la transferencia a Galicia del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Durate el encuentro que ambas mantuvieron en Madrid, García recordó que el Ejecutivo se comprometió a hacer efectivo este traspaso en enero de 2022 y pidió “celeridad” en su ejecución. La conselleira aseguró que Galicia tiene “la experiencia necesaria” para informar, tramitar, resolver y pagar a los beneficiarios, como ha ocurrido durante los treinta años que lleva tramitando la Renta de Inclusión Social (Risga).

Según datos del Ministerio de Inclusión, desde su puesta en marcha, en 2020, unas 40.000 familias gallegas han recibido el IMV, lo que eleva la cifra de beneficiarios a 105.000 personas. De ellas, el 41% son menores. En total, el Gobierno central ha destinado al pago de esta prestación 500 millones de euros.

La conselleira ha apuntado que, con esta transferencia, la Xunta podrá dar “una respuesta ágil y rápida a todas las personas y familias que están en riesgo de exclusión social” en la comunidad. El traspaso, ha apostillado, ha pedido que sea “íntegro”, es decir, desde la información a la tramitación, pagando por la resolución y el pago del IMV, respaldado en la experiencia gallega después de “30 años gestionando la renta básica”.