Galicia lidera el consumo de cocaína al volante: el 25% da positivo en el test

Son 6 puntos por encima de la tasa media en el conjunto del país

Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en un control de alcohol y drogas en Cambados.

Una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico en un control de alcohol y drogas en Cambados. / Noe Parga

R. Prieto

El alcohol y las drogas son las principales lacras del asfalto. Su consumo está detrás del 40% de los accidentes de tráfico mortales ocurridos en la red viaria gallega y más de 1.100 conductores en la comunidad son interceptados cada mes con una copa de más y cerca de medio centenar dan positivo en los narcotest. Mientras las infracciones por circular en estado ebrio el año pasado cayeron un 10% en Galicia, los expedientes por ponerse al volante bajo los efectos de las drogas repuntaron más de un 2%. Este balance coloca a Galicia en un negro top de los positivos detectados en carretera en el mapa nacional: lidera el número de conductores sorprendidos tras haber consumido cocaína. En concreto, el 25% de los automovilistas sometidos en la comunidad gallega a las pruebas de drogas en 2023 dieron positivo, seis puntos por encima de la media nacional (19%). Le siguen en la lista, Baleares (22%) y Andalucía (21%). En el extremo opuesto de la lista se colocan La Rioja y Navarra (ambas con un 10%) y Aragón (14%). Son algunas de las conclusiones recogidas en el estudio Stop cocaína: una adicción mortal, presencia e influencia en los accidentes de tráfico, presentado ayer por la Fundación Línea Directa que, en colaboración con Fesvial, en el que analiza los datos del Instituto Nacional de Toxicología, los controles de la Guardia Civil en carretera y las respuestas obtenidas de una encuesta a 1.700 automovilistas en el conjunto del país.

“La cifra es preocupante”, advierten los autores del informe sobre el consumo de cocaína al volante, una sustancia que además de ser adictiva es muy perjudicial para la salud física y psíquica y una de las más peligrosas para la conducción. ¿La reacción al volante? Excitabilidad emocional, descoordinación, tolerancia al riesgo y subestimación de la velocidad. El riesgo de conducir bajo las influencias el alcohol y/o las drogas puede multiplicarse por dos cuando se circula con una tasa de 0,25 mg/l o se ha fumado un porro. Pero a media que aumenta la ingesta de alcohol o se consume otro tipo de drogas, como cocaína u opioides, o se combinan varias de estas sustancias, la probabilidad de sufrir un accidente y sus consecuencias llegan a multiplicarse por 40, según estudios de la DGT.

En el conjunto del país, el 13% de los conductores fallecidos el año pasado a los que se hizo el test toxicológico dieron positivo en cocaína, una proporción que, según el estudio presentado ayer, se disparó un 54% en los últimos diez años. Además, más de la mitad de los conductores que perdieron la vida el año pasado dieron positivo en alguna sustancia: alcohol, drogas o psicofármacos. Y en los controles a pie de carretera, las cifras son también elevadas: ya que el 52% de las pruebas realizadas por las patrullas de la Guardia Civil en 2023 dieron positivo en drogas —en Galicia llega al 60%—, un porcentaje que en caso de la cocaína alcanza el 19% en España y en la comunidad gallega se eleva al 25%. “Son unas cifras alarmantes que ponen de relieve la necesidad de adoptar una política de tolerancia cero con este tipo de imprudencias, que cada año influyen decisivamente en las estadísticas de la mortalidad en carretera”, urgen desde la Fundación Línea Directa.

En Galicia el 9% de los conductores consultados admite que en alguna ocasión ha consumido cocaína, y de ellos, un 19% dice que la consume todas las semanas. El 42% de los gallegos afirma que ha mezclado cocaína con otras sustancia, principalmente alcohol (74%) y marihuana (51%). Y en torno al 11% reconoce que en alguna ocasión se subió a un coche con un conductores que había consumido cocaína.

¿El perfil del conductor accidentado tras haber consumido cocaína? Varón de entre 35 y 54 años que circulaba con un turismo o una moto, generalmente en época de ocio. Pero desde la Guardia Civil advierten de que son cada vez más los consumos entre semana, con casos detectados incluso a media mañana.

Huida en Bergondo

El domingo pasado, escapando de un control ordinario del Destacamento de Ferrol en el puente Pedrido, un conductor fue interceptado en una carretera provincial de la localidad coruñesa de Bergondo. Dio positivo en THC y anfetaminas, circulaba con la ITV caducada y el permiso de conducción sin vigencia porque tenía pendiente realizar un curso de sensibilización vial por dos condenas judiciales anteriores.

El infractor eludió el dispositivo ordinario pero ni las aplicaciones ni las redes sociales le sirvieron para evitar los dispositivos dinámicos puestos en marcha por el Sector de Tráfico en Galicia para detectar este tipo de conductas.

Suscríbete para seguir leyendo