Galicia simplificará con una ley los trámites ambientales

La Xunta declara proyecto industrial estratégico la iniciativa empresarial de Cobre San Rafael

Galicia aprobó ayer iniciar los trámites para elaborar una nueva “ley de administración ambiental simplificada”. Su objetivo, según explicó el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, tras la reunión semanal del Consello, es “adaptar” la normativa gallega, de casi tres décadas, “a la transición verde”, “dar seguridad jurídica” a los proyectos que se desarrollan en Galicia y “garantizar a los ciudadanos que el control de la Administración será absolutamente estricto”.

La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, desgranó la normativa, desde hoy a consulta pública, que afecta a los proyectos que precisan de autorización ambiental para su puesta en marcha. Indicó que se busca “unificar” y “actualizar” la regulación en la materia y contar con ordenamientos ambientales “más modernos”. La ley, dice, unificará criterios y requisitos para obtener autorizaciones y “simplificará y agilizará los trámites” para recibirlas. “Cada mes, la Xunta viene autorizando una media de unos 30 proyectos”, comentó. Con la nueva norma, “se van a reducir plazos”, subrayó. Además, esa legislación servirá para “prevenir conflictos judiciales interpretativos”.

El Consello de la Xunta también declaró ayer proyecto industrial estratégico, que permite reducir a la mitad los plazos, la iniciativa empresarial de Cobre San Rafael en O Pino y Touro (A Coruña). “Hablamos de un proyecto minero y de restauración ambiental que implica una inversión de casi 200 millones de euros y la creación de casi 400 puestos de trabajo”, explicó Rueda.

Además, Galicia destinará 76 millones de euros a formar desempleados, la partida más alta en 15 años. Los fondos, dijo Rueda, servirán para cualificar a unas 16.000 personas y se priorizarán las especialidades más demandadas por las empresas.