Así fue el incidente que obligó a desviar a Santiago el vuelo entre Liverpool y Tenerife

Un pasajero agredió a otros pasajeros y a parte de la tripulación en pleno vuelo antes de ser reducido

Así fue el incidente que obligó a desviar a Santiago el vuelo entre Liverpool y Tenerife

RAC

Anxo Bentrón

El pasado jueves, 4 de julio, el vuelo FR4346 de Ryanair, que cubría un vuelo procedente de Liverpool con destino Tenerife Sur se vio obligado a aterrizar en el Aeropuerto de Santiago por un pasajero conflictivo.

Según explicaron los controladores aéreos, la tripulación del vuelo contactó con ellos por la presencia en el vuelo del problemático pasajero y comentaron que tuvieron que desviarse a la capital gallega. A la pista, una vez aterrizado el vuelo, se solicitó la presencia de laPolicía, así como la intervención de los servicios médicos para atender al pasajero.

Según las informaciones la principal causa del incidente fue el avanzado estado de embriaguez del pasajero. Los controles más relajados en los aeropuertos ingleses hacen que en muchos casos los viajeros provenientes de las islas suban a sus vuelos en un estado más que mejorable.

Las imágenes del incidente ocurrido en el interior del avión durante el vuelo fueron captadas por algunos testigos y se hicieron eco rápidamente en redes sociales. En ellas se puede ver al pasajero problemático, vestido con una camiseta negra, golpear a un azafato de vuelo en la cara mientras intentaba abrir los compartimentos en los que se guardan las maletas. A continuación, mientras hasta cuatro personas tratan de reducirlo otro pasajero le propina un puñetazo en la cara al individuo. En otro vídeo posterior se puede ver al hombre tendido en el pasillo del avión siendo maniatado con el cinturón por el personal del avión.

Una vez el avión aterrizó en tierra, los agentes accedieron al avión para llevarse al individuo, que ya había sido reducido por el personal del avión y el resto de pasajeros. El hombre fue trasladado desde Santiago al hospital de La Coruña y al día siguiente fue dado de alta y cogió un vuelo de vuelta a Inglaterra. El comandante del vuelo emitió un parte de incidencias sobre su responsabilidad en el altercado. El parte fue remitido a la Agencia Española de Seguridad Aérea, que será quien decida si se presenta una denuncia contra el viajero por los daños físicos y económicos derivados del incidente.