16 de junio de 2011
16.06.2011
La Opinión de A Coruña

La Diputación asegura que sus cuentas están saneadas y su salud es "excelente"

El organismo provincial afirma que "no tiene obligación" de realizar el Plan Económico Financiero pese a que el interventor advierte de que es "procedente" hacerlo por "prudencia"

16.06.2011 | 02:00
Extractos de la liquidación de 2010 de la Diputación y del informe del interventor que están en la web. / la opinión

La Diputación de A Coruña asegura que la salud económico financiera de este organismo es "excelente", que carece de motivos para "sanear sus cuentas", y que el déficit de 98 millones del año pasado no es cierto porque, al realizar unos ajustes con "una serie de parámetros", al final el resultado presupuestario es incluso positivo en doce millones de euros. Así figura en el comunicado enviado ayer por esta institución en respuesta a la información publicada por LA OPINIÓN en la que se revelaba que en 2010 este organismo gastó un 70% más de lo que ingresó y que multiplicó su déficit por 27.

La Diputación, en un comunicado que afirma haber sido elaborado por los servicios de Intervención y Tesorería, asegura que los datos revelados son "rotundamente falsos, inexactos o bien se valoran de una manera totalmente distorsionada o sesgada".

La veracidad de las cifras aportadas por este periódico puede ser comprobada por cualquier ciudadano a través de la web dicoruna.es en el apartado orzamentos del área de Facenda. Allí figura la liquidación de 2010 y el informe de estabilidad presupuestaria del interventor, que aquí se extracta en sus datos más relevantes. También se puede acudir a la Diputación y ver la documentación original, que está a exposición pública.

El organismo provincial destaca que el remanente general de tesorería para gastos generales fue positivo en 151 millones, tal y como informó ya este periódico ayer, aunque sin de añadir que este resultado fue 23% menos que en 2009.

Este ente provincial también subraya que no existe déficit y es más, el año pasado el resultado presupuestario fue positivo en doce millones, cifra que resulta tras realizar unos ajustes según "una serie de parámetros" entre ellos pagar gastos de 2010 con el remanente positivo de 2009, un procedimiento habitual que supone arrastrar un resultado de un año para el siguiente.

El ahorro fue positivo (si hubiese sido negativo habría sido obligatorio hacer un plan de saneamiento, más duro que un plan financiero) pero el ahorro es un concepto distinto del déficit. Este último, el único al que aludió este periódico, es la diferencia entre ingresos y gastos y si en 2010 los ingresos fueron 143 millones y los gastos 241 millones, la diferencia, según indicó ya este periódico, es de 98 millones.

En el escrito de este ente provincial se indica que el ahorro neto fue positivo en 49 millones pero se omite compararlo con 2009 para ver la evolución. Si se hace dicha comparación se ve que el ahorro fue positivo, pero cayó un 38,8%. Y el resultado presupuestario, descendió un 66,5% y el remanente bajó un 23%, como ya se apuntó.

El organismo provincial asegura también que tiene una capacidad de financiación de 11 millones de euros y no al contrario, no necesita financiación en esa cifra. Efectivamente no tiene una necesidad de financiación de 11 millones: son 47.

Así se puede ver en la página 24 del informe de estabilidad firmado por el interventor (imagen superior), donde diferencia necesidad con capacidad de financiación y expresa ésta en un resultado negativo total de 47 millones.

El interventor añade que los datos "ponen de manifiesto una necesidad de financiación del ente local de 47.034.528,79 euros", pero si se excluyen del cómputo las obligaciones reconocidas en 2010 que se financiaron con remanente de 2009 esos -47 millones pasarían a +11. Sin embargo, según expertos economistas, a efectos de cálculo de la necesidad o capacidad de financiación no se pueden excluir dichas obligaciones financiadas con cargo al remanente del ejercicio anterior.

La Diputación provincial indica también que "no tiene obligación de realizar ningún plan económico financiero" ni tampoco sanear sus cuentas pues su salud es "muy buena". El interventor, sin embargo asegura en su informe que por "prudencia" es "procedente" elaborar dicho Plan Económico Financiero. Este plan es obligatorio por ley en estos casos de déficit. Añade además, en su informe del 18 de abril, que emitirá un "informe complementario" cuando el Estado comunique el límite máximo de necesidad de financiación.

Ese límite se comunicó el 28 de abril y en la web no figura dicho informe complementario ni tampoco en la contabilidad expuesta al público, tal y como confirmó una funcionaria del departamento.


La Diputación resalta que "se ha decidido no acudir al endeudamiento" en este año 2011, cuando tenía previsto un pedir un crédito de nueve millones de euros. La ley dice que si se constata la necesidad de hacer un plan financiero, como confirmó el interventor en su informe, no se puede pedir créditos. El organismo recurrirá al remanente de tesorería para financiar actuaciones en lugar de endeudarse. La Diputación de Ourense, con un déficit mucho menor, cuatro millones, aprobó un Plan Económico Financiero en 2010. Añade que los únicos ingresos por impuestos que se redujeron fueron los de participación en los tributos del Estado, lo que ya recordó ayer este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es