El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ordena al Concello de Miño que incluya una granja de vacas en la expropiación, terminada hace años, para construir el complejo residencial y deportivo de Perbes-San Xoán de Vilanova.

El TSXG confirma así la sentencia de un juzgado coruñés que en 2009 rechazó los recursos del Concello y de Martinsa-Fadesa y ordenó abrir "con la mayor celeridad" un expediente expropiatorio complementario para incluir a esta explotación lechera dentro de la relación de bienes afectados.

El vecino que explotaba las fincas que abastecían a la granja había informado al Concello en 2004 de que se habían olvidado de incluirla y en 2007 solicitó una indemnización por verse obligado a cesar su actividad por este desarrollo urbanístico. El Gobierno también lo rechazó pero encargó a un técnico que estudiase el caso y este dio la razón al afectado.