Un vecino de Arteixo se disparó ayer un tiro en la cabeza cuando iba a ser desahuciado del piso en el que residía en régimen de alquiler. El hombre, Julio M.E., de 62 años, permanece ingresado en el Centro Hospitalario Universitario de A Coruña en estado "muy grave", según informaron desde el centro médico.

Los hechos sucedieron pasadas las 11.30 horas de ayer en el número tres de la calle Ángel López del Castillo, donde se personaron la comitiva judicial, un procurador y un cerrajero para proceder al desahucio de la vivienda por el impago, según ha podido saber este periódico, de ocho meses de alquiler. Julio M.E. les solicitó más tiempo para poder llevarse los muebles del piso y, tras serle denegado este aplazamiento, se disculpó un momento, se metió en una habitación y se disparó en la cabeza con un "arma corta", según informa la Guardia Civil, que ha iniciado una investigación sobre el suceso.

Hasta el lugar se desplazaron dos patrullas de la Policía Local de Arteixo, la Guardia Civil, una ambulancia asistencial y otra medicalizada, en la que el hombre fue traslado al hospital de A Coruña, donde, al cierre de esta edición, permanecía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos debido a la herida de bala que presenta en la cabeza.

No era la primera vez que la comitiva judicial acudía al dúplex que habitaba Julio M.E. para desahuciarlo. El pasado 8 de julio, la comitiva, formada por un gestor y un funcionario del cuerpo de auxilio, también acudió a la vivienda acompañada del procurador que representa a los propietarios del inmueble. Pero en esa ocasión se suspendió el desalojo a petición del inquilino, que solicitó unos días para vaciar la vivienda. Los propietarios accedieron a esta petición y le concedieron tres días más, aunque no fue hasta ayer por la mañana cuando la comitiva judicial regresó al tercer piso del número 3 de la calle Ángel López del Castillo. Julio M.E. les recibió en pijama. Minutos después, tras comunicarle que esta vez no habría el aplazamiento que él reclamaba, se pegó un tiro en la cabeza.

El suceso provocó un gran revuelo en la zona. El hombre no era una persona conocida en el municipio donde, según fuentes consultadas, reside desde el año 2011. "Nadie se da cuenta de quién es, no debe de hacer mucha vida en Arteixo", comentaba un grupo de vecinos tras conocer el trágico suceso. Otro de los vecinos, que reside en el edificio contiguo, vio desde su ventana cómo la ambulancia se llevaba a un hombre "intubado y controlando sus constantes vitales". "No tengo ni idea de quién es", asegura. Ninguno de los inquilinos del número 3 de la calle Ángel López del Castillo quiso realizar declaraciones sobre lo acontecido minutos antes en el tercero izquierda. Según algunas fuentes, Julio M.E. vive solo en este inmueble, situado en una céntrica calle del municipio.

Según sostienen desde el Ayuntamiento de Arteixo, el hombre no se puso en contacto con Servicios Sociales para pedir ayuda y acceder a las prestaciones disponibles.

El hombre fue denunciado por el impago del alquiler por los propietarios del piso. Presentó alegaciones y se celebró el juicio, en el que el juez decretó el desahucio y se fijó el pasado 8 de julio como la fecha para proceder al desalojo. El BNG de Arteixo lamenta este "trágico suceso" y reclama "una vez más" al Gobierno local mayor implicación para que este tipo de situaciones "no se repitan".