12 de febrero de 2014
12.02.2014
La Opinión de A Coruña
OLEIROS
OLEIROS

El María Casares exige medidas a la Xunta tras el atropello de otro alumno

El estudiante, de 15 años, resultó herido tras ser arrollado cuando cruzaba por el paso de peatones donde le había dejado su madre - El alcalde demanda que se ilumine la zona

12.02.2014 | 00:00
Paso peatonal en la avenida Ché Guevara, ante el instituto María Casares. / la opinión

Hace cuatro meses fue arrollada una alumna y hace un año otra en el mismo lugar

Un alumno del instituto María Casares de 15 años resultó ayer herido tras ser atropellado por un vehículo cuando cruzaba por el paso de peatones de la avenida Ché Guevara para entrar en el recinto escolar sobre las 09.20 horas. Es el segundo atropello de un alumno de este instituto en el mismo paso de peatones en cuatro meses: el pasado octubre un vehículo arrolló a una joven de 14 años que cruzaba también para el centro y fue traslada al hospital de A Coruña con heridas de diversa consideración. En febrero del año pasado ocurrió otro accidente similar.

El alumno, de cuarto de ESO, fue arrollado por el coche en presencia de su madre, que había detenido su turismo en la avenida para que el chico cruzase por el paso de peatones y acudiese a la segunda clase del instituto. Una profesora salió del centro para acompañarla mientras no llegó la ambulancia del 061 que le trasladó a un centro hospitalario de A Coruña para hacerle unas pruebas, entre ellas un TAC, para descartar hemorragias internas.

El de ayer es el quinto atropello que se produce en esta zona de Bastiagueiro, en un caso con una víctima mortal, según confirmó ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, que volvió a reclamar a la Xunta, la titular de esta carretera AC-173, que instale señales luminosas en el paso peatonal para evitar más sucesos de este tipo.

En abril de 2002 otra joven de 14 años estudiante del María Casares resultó herida tras ser atropellada por un coche también a primera hora de la mañana y mientras cruzaba por el paso de peatones.

Ante estos sucesos reiterados la comunidad escolar del María Casares tomó la decisión ayer de contactar con la Jefatura Territorial de la Consellería de Educación para "buscar una solución a este grave problema".

"Creo que más que un problema de velocidad de los coches es un problema de visibilidad. Los atropellos se producen a primera hora o a última, al amanecer o atardecer. Habría que hacer que ese paso de peatones resultase más visible. La madre de este chico atropellado era consciente de que es un punto peligroso y por eso paró ante el paso de peatones, para que cruzase por él, pero...", declaró el director del instituto, Alejandro Porto Andión, que considera que existe un "grave problema de seguridad" en esta vía y pide ayuda a la Xunta al ser la propietaria de esta carretera.

Porto subrayó que ya no se trata de "un hecho aislado", tras tres atropellos en el último año y otros anteriores, como "el de una niña hace u nos dos años, atropellada por la tarde cuando iba al conservatorio con el contrabajo en la mano".

El director del centro educativo recordó que el Concello establece un dispositivo de regulación del tráfico con la Policía Local en las horas de entrada y salida del recinto (por la mañana, hasta las 08.30 en que se inicia la clase), pero estos atropellos se producen en muchos casos fuera del horario escolar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es