13 de noviembre de 2016
13.11.2016
OLEIROS

Vecinos de Lorbé, sin camino para ir a pie a la farmacia o al pan al cortárselo la ártabra

Pidieron a la Xunta un paso para cruzar la vía y evitar los rodeos a los que están obligados porque la carretera cerró el camino del Pirinxel

13.11.2016 | 01:26

El último tramo de la vía ártabra, entre la rotonda de Veigue y el puerto de Lorbé, ya está totalmente terminado, señalización incluida, y solo está a la espera de fecha para su inauguración. Muchos vecinos de la zona y empresarios se beneficiarán de esta nueva conexión pero para otros sin embargo esta nueva vía les ha causado un gran perjuicio: les corta por la mitad un camino desde el que bajaban a pie a la playa de Cirro y Veigue (Sada), accedían al antiguo puerto natural de Lorbé; y subían hasta la panadería, la farmacia o la parada de bus.

Los vecinos que residen al borde de la costa y los que están cerca de la urbanización de la rúa Pena Rosa, además de los del entorno de A Valexa y también muchos de Sada (sobre todo Veigue y Cirro), accedían a pie por el camino del Pirinxel hasta la carretera general, la rúa do Golfiño, para acudir a los establecimientos o la parada del transporte. Ahora se encuentran con la vía ártabra cortando por el medio el camino y tienen que realizar enormes rodeos a pie de más de un kilómetro.

"Nos hemos quedado sin acceso a pie, es imposible, salvo que te saltes la mediana y cruces la vía ártabra, que alguno lo hará, seguro. Sobre todo las personas mayores y los que no conducimos, íbamos a pie por este camino y ahora no tenemos forma de cruzar por ningún punto. Debieron de dejar un paso elevado o subterráneo", destaca una vecina de la zona afectada, que subraya que los residentes ya enviaron una queja a la Xunta el pasado 9 de septiembre, además de trasladar la protesta al Ayuntamiento de Oleiros, pero aún están "a la espera de contestación".

"Los vecinos ya decimos en broma que vamos a tener que cruzar por la tubería de las pluviales, que atraviesa la ártabra y es bastante grande", destaca con humor esta vecina.

Los residentes señalan que la ártabra también les ha dejado sin entrada a sus fincas, en algún caso la casa se quedó a un lado de la vía y el resto de la finca, al otro "y tienen que ir en coche un rato largo para ir a esa otra parte de su finca". Destacan que también están muy afectados los sadenses de Veigue y Cirro (zona limítrofe) y que su Concello también debería solicitar una solución que permitiese el paso de peatones y su movilidad.

El paso de la vía ártabra por esta zona del Pirinxel y A Valexa también ha cortado el acceso al inicio de una ruta oficial de senderismo, la de Costa Doce por Cirro. Ahora, una señal situada al final del camino del Pirinxel que indicaba la dirección a seguir para iniciar esta ruta ha quedado desfasada, errónea, porque no hay forma de acceder al estar en medio la vía ártabra, con lo que es necesario dar también un rodeo para llegar hasta el inicio de la senda.

Los residentes en este entorno de la localidad de Lorbé confirmaron también que a pesar de que la vía ártabra aún no se ha inaugurado, hace tiempo que muchos vehículos la utilizan, haciendo caso omiso de las señales en las entradas de la vía que prohíben el acceso, porque es muy cómodo sobre todo para ir al puerto de Lorbé sin dar un rodeo por la rúa do Golfiño y luego por O Portelo. Sí está abierto al tráfico el ramal que lleva a Veigue y Cirro y que se utiliza bastante por parte de los conductores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

esquelasfunerarias.es