09 de febrero de 2017
09.02.2017
A CORUÑA

La vía ártabra conectará con la autopista en A Gándara y costará 37,7 millones

La Xunta saca a exposición pública el proyecto constructivo, un trazado de 3,6 kilómetros desde la Nacional VI, que incluye un acceso al polígono de Espíritu Santo

09.02.2017 | 01:01
Rotonda en Coiro, en la N-VI, donde ahora acaba la ártabra y desde donde partirá hacia Cambre y la AP-9.

Desde hoy y hasta el próximo 22 de marzo se podrán presentar alegaciones al proyecto de construcción de la conexión de la vía ártabra con la autopista AP-9, que según el diseño de la Xunta se realizará en la zona de A Gándara y no en Cuatro Caminos como acordaron hace un año los alcaldes de la comarca. Serán 3,6 kilómetros de vía con una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora que costarán 37,7 millones de euros (a casi 10,5 millones por kilómetro), de los que 1,4 se destinarán a pagar las expropiaciones. La actuación afectará a los concellos de Oleiros, Sada y sobre todo, a Cambre.

En el proyecto se hacen cálculos de tráfico de la futura vía con una fecha de puesta en servicio fijada en 2020: se prevén 15.909 vehículos diarios en el peor de los casos (se constata que año tras año baja la circulación en la AP-9) y de 25.926 en el mejor. Esta conexión con la autopista es indispensable para dar sentido a toda la ártabra ya construida, y que ahora desemboca en Iñás. La Xunta asegura además que es "inminente" la apertura del último tramo de la vía ártabra desde Veigue (Sada) al puerto de Lorbé en Oleiros (falta ejecutar una obra de drenaje).

Esta nueva vía incluirá un enlace con la AC-221 (carretera entre Nós y Cecebre) y con el polígono industrial de Espíritu Santo mediante una glorieta. Sobre ella pasará, por un viaducto, la ártabra. También se ejecutará un carril auxiliar para hacer posible el acceso directo desde el parque empresarial en sentido norte, hacia Lorbé.


Haz click para ampliar el gráfico

Una de las cuestiones más importantes, además del trazado, es si esta vía será libre de peaje. En la memoria del proyecto se dice que "este trazado está compuesto", entre otros elementos, por "un área de peaje", y en uno de los planos también figura una "playa de peaje". No obstante en los planos de planta de esta futura infraestructura no figura y la Consellería de Infraestruturas insistió ayer en que "el documento, salvo error, no contempla el peaje". Tampoco llevará área de servicio ni descanso.

Los planos también muestran dónde reserva la Xunta la conexión en el futuro con la Autovía A-6: desde la rotonda que incluirá el enlace hacia el polígono también partirá al otro lado, este nuevo enlace, que pasará muy cerca del castro de Pombo. La actuación afectará a 270 terrenos pero en el proyecto se excluyen los que pertenecen a los concellos, a la Xunta o al Estado (Autopistas), por lo que en total serán 244, de los que la gran mayoría están en el municipio de Cambre, 178 en total, seguido de Oleiros con 53 parcelas y Sada con 13.

En total se expropiarán 255.969 metros cuadrados, mientras que casi 30.000 serán ocupados de forma temporal durante las obras y otros 24.485 metros cuadrados tendrán una servidumbre. Por concellos, Oleiros recibirá 1,1 millones en indemnizaciones por expropiación; Oleiros un total de 247.096; y Cambre un total de 33.324 euros.

Además de estas tierras (hay parcelas tanto urbanas como urbanizables y rústicas (eucaliptales, pinares, robledales o castañares, zonas de pasto y de matorral), además de una industrial. Junto al terreno, también resultarán afectados por la expropiación tres pequeñas viviendas construidas en bloque, tipo fin de semana (unas solo tiene 41 metros cuadrados), además de una docena de cierres de fincas (de alambrada, madera, bloque o vegetales), así como dos cobertizos.

Un total de 16 terrenos aún están en investigación para determinar su titularidad mientras que sobre otros cinco aún se desconoce quién es el propietario. Dos parcelas de suelo urbanizable pertenecen al Concello de Cambre (zona verde en el polígono de Espíritu Santo) y dos a Autopistas del Atlántico. Cinco empresas de este polígono propietarias de suelos vacantes cercanos a sus construcciones, también están afectadas.

El inicio de las obras será en la rotonda parcialmente ejecutada de Coiro, donde ahora termina la vía ártabra tras salir de O Castelo (Sada). Aquí se elevará el tráfico de la Nacional VI a una tercera altura sobre la glorieta actual.

Estos trabajos obligarán a realizar desvíos de tráfico , usando a veces los arcenes y también mediante la ejecución de vías laterales de uso temporal. Cuando se construya el enlace con la autopista AP-9 se mantendrán sus dos carriles en uno de los sentidos y se ocupará solo el arcén. Según ha destacado la Consellería de Infraestructuras, el diseño del enlace con la autopista deja prevista la posible ampliación de la capacidad de la AP-9 a tres carriles por sentido.

Este trazado previsto por la Xunta afecta al planeamiento urbano de los tres concellos. Cambre está con la redacción del plan general mientras Sada aprobó provisionalmente el nuevo PXOM hace un año pero la Xunta acaba de rechazárselo. En el caso de Oleiros, con plan urbano en vigor, no tendrá que hacer modificaciones. En el caso cambrés, el tramo que enlazará con la autopista en A Gándara afectará a un suelo de protección especial de cauces, pues por ahí pasa el río de A Gándara que desemboca en la ría de O Burgo.

En este punto de enlace con la AP-9, "donde se ubica la playa de peaje", está una zona catalogada por ser Área Especialmente Húmeda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

LA OPINIÓN A CORUÑA te invita a disfrutar del partido que enfrentará, en el Estadio ABANCA Riazor, al Deportivo contra el Zaragoza este domingo a las 20.30.

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores 

esquelasfunerarias.es