28 de enero de 2018
28.01.2018
OLEIROS

Los recreos más sanos, en el Casares

28.01.2018 | 13:59

Los profesores de Educación Física han notado un aumento del sedentarismo entre los más jóvenes en los últimos años, donde el móvil y las redes sociales influyen en su alejamiento de la práctica deportiva. En el instituto María Casares han agudizado el ingenio para inculcarles el gusanillo del deporte y han implantado el proyecto Recreos Activos, en el que se practican varios deportes durante las dos pausas de las clases. Y es un éxito porque los estudiantes tienen el mando, deciden qué deportes y cuándo y también se encargan de que se desarrollen sin problemas.

"Nos cuesta muchísimo que hagan deporte, sobre todo las niñas, que prefieren más aprovechar los recreos para charlar. Les cuesta mucho hacer deporte, unos hacen muchísimo y otros nada, y antes había más una media. Se ha notado mucho. Son los propios alumnos de primero de bachillerato los que van por las clases e intentan convencer a sus compañeros para que se apunten y también han montado un blog sobre los recreos saludables que gestionan ellos mismos. También les motivo a participar porque les califico en mi asignatura, si vienen niñas, si hacen competición, a cuántos movilizan... todo se lo tengo en cuenta. Insistimos mucho con los de primero y segundo de ESO porque si los coges más tarde ya es más difícil", relata Elena Ferreiro, profesora de Educación Física del María Casares.

El centro educativo tiene dos recreos de veinte minutos cada uno, uno de 10.10 a 10.30 horas y otro de 12.10 a 12.30. Para estas dos pausas los alumnos de primero de bachillerato (cada trimestre se encarga un grupo) diseñan un calendario. Por ejemplo, para este trimestre un jueves hay zumba y bádminton pero para el lunes pusieron juego libre, ellos deciden en el momento qué quieren hacer y se auto-organizan, hacen tenis de mesa, baloncesto, unihokei, zumba o lo que se les ocurra.

"Un día tienen libre y lo agradecen muchísimo, decidir ellos mismos qué hacer. Yo siempre les digo que probar es obligatorio, no es obligatorio seguir. No tienen que hacer deporte todos los recreos, en uno pueden comer un bocata o charlar y venir solo al deporte que les gusta, por ejemplo", dice Elena.

Si hace buen tiempo juegan en las pistas exteriores y sino en el pabellón municipal. Ellos sacan y luego recogen todo el material que utilizan. En cada deporte además hay un grupo organizador de chavales, de encargado. En uno de estos recreos puede haber entre treinta y cuarenta estudiantes de todas las edades, de ESO y bachillerato, que juegan juntos, lo que además fomenta la convivencia.

Este proyecto de Recreos Saludables está dentro de la iniciativa Centro Activo e Saudable del plan Proxecta de la Xunta para favorecer la innovación, motivación y trabajo activo en los centros educativos. El año pasado lograron en este plan "un cinco sobre cinco". Estos recreos están dentro de esta iniciativa de hábitos saludables y hasta tienen logotipo, Zetoria, una zanahoria que hace pesas con caramelos, y un lema: Fai +deporte, gaña vida.

Con este proyecto innovador además se fomenta que los alumnos practiquen algo más que fútbol, del que ya tienen una liga y cuenta con una espectacular participación. La profesora Elena Ferreiro destaca también la ayuda del Concello, que además de dejarles el pabellón les pone monitores y material para actividades como surf, escalada o zumba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es