09 de febrero de 2018
09.02.2018
A CORUÑA

La licitación de obra en el área cayó en 2017 salvo en Cambre, Bergondo y Abegondo

Son los tres únicos ayuntamientos de la comarca que contrataron más en 2017 - Oleiros y los concellos del rural son los que registraron una mayor caída con respecto a 2016

09.02.2018 | 11:44

El informe anual de licitación de obra pública de la Federación Gallega de la Construcción dibuja un escenario de caída prácticamente generalizada de la contratación en la comarca durante 2017. Cambre, Bergondo y Abegondo se erigen como islas de bonanza al incrementar los contratos de obras un 80%, 71% y 66% respectivamente. En el lado opuesto, los pequeños municipios del rural, como Vilasantar, que registró la caída más acusada, del 91%, según los datos de este estudio. Oleiros ha sido el municipio de la primera corona metropolitana con una bajada de las contrataciones más pronunciada, del 50%

Los ayuntamientos de Cambre, Bergondo y Abegondo se erigen como tres islas de bonanza en cuanto a contratación de obra pública durante el pasado año 2017 con respecto al resto de los municipios del área metropolitana. Los dos concellos contrarrestan la tendencia a la baja registrada en la comarca, según refleja el informe anual de licitación de la Federación Gallega de la Construcción. El estudio recoge que Cambre incrementó la inversión un 80%; Bergondo, un 71% y Abegondo, un 60% con respecto a 2016.

El aumento de la licitación de obra en estos tres ayuntamientos contrasta con la caída generalizada en los municipios de Galicia, con un desplome medio del 10%.

El bajón más drástico de la comarca se produjo en los pequeños municipios del rural, con menos fuentes de ingresos y más dependientes de las ayudas de otras administraciones. El caso más extremo, siempre según este informe del sector de la construcción, fue el de Vilasantar. La licitación de obra pública en este ayuntamiento que en 2014 y 2015 tuvo que poner freno a sus gastos para revertir la caída de ingresos ha pasado de licitar 597.606 euros en 2016 a solo 49.240 euros, lo que supone un descenso del 91%. Aranga, otro municipio rural de pequeña población sufrió un desplome del 72%, de contratar 747.851 euros a 208.740 en 2017. A Laracha es otro concello que ha sufrido una acusada caída, al pasar de contratar 1,1 millones de euros a 389.399 euros, lo que supone una reducción del 64%. En Carral la inversión real cayó un 55%, de 487.244 a 216.301 euros.


Haz click para ampliar el gráfico

El municipio de la primera corona metropolitana que ha registrado un descenso más pronunciado es Oleiros, un concello que manejó un presupuesto de 27 millones y que, según el informe, sacó a contratación durante 2017 solo 2,6 millones en obras frente a los 5,3 millones en 2016, lo que constituye una bajada del 50%.

El ayuntamiento fusionado de Oza-Cesuras también sufrió un importante bajón durante el pasado año, del 46,8%. De los 1,5 millones licitados en 2016 a 848.516 euros durante el pasado ejercicio.

Betanzos, con un descenso del 8% en contratación de obra, ocupa un lugar intermedio en el ranking, por debajo de la media de caída de los municipios gallegos. Otros concellos mantuvieron un nivel inferior, pero poco significativos, como Sada o Arteixo, con una caída del 2% y el 2,5% respectivamente.

Cambre, con un 80% de incremento el pasado año, lidera la licitación de obra pública en la comarca. El Ayuntamiento acometió el pasado ejercicio la primera fase de un auditorio con biblioteca en Cambre, su obra más ambiciosa del mandato. Bergondo, en segundo lugar con un incremento del 71,3%, dispuso en 2017 de un ingreso extra por la regularización catastral que le permitió aumentar el capítulo de inversiones un 42%, la cifra más alta desde 2006.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine